El uso de la capacidad instalada en la industria repuntó en marzo

Durante marzo la industria registró una merma del 0,4% de caída interanual, la menor baja en más de un año y terminó el trimestre con una retracción del 2,4% respecto del mismo período de 2016.

La utilización de la capacidad instalada en la industria alcanzó el 65,7 % en promedio durante marzo, lo que marcó un crecimiento frente al 60% de febrero y el 60,6% de enero, el punto más bajo en los últimos siete años, informó ayer el Indec.
Además, la utilización del 65,7% de marzo se colocó unas décimas por sobre el 64,8% de igual mes del 2016.
Durante marzo la industria registró una merma del 0,4% caída interanual , la menor baja en más de un año (desde que febrero del año pasado cerró con -0,1%), y terminó el trimestre con una retracción del 2,4% respecto del mismo período de 2016.
En marzo los rubros que presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada
superiores al Nivel general fueron papel y cartón con el 87,7%; Refinación del petróleo 79,9%; Productos del Tabaco 76%; Productos minerales no metálicos 75,6%; las industrias Metálicas básicas 75,6%, productos alimenticios y bebidas 70,2% y sustancias y productos químicos 67,3%. En tanto, los bloques que se ubicaron por debajo del Nivel general de la industria fueron Productos textiles 57,3%, edición e impresión 55,5%, Productos de caucho y plástico 55%, metalmecánica 50,5% y la industria Automotriz 48,2%.
Este repunte se registró luego de una caída en la actividad del 1,1% en enero y del 6 % en febrero, que colocó a la actividad en su punto más bajo y generó fuertes críticas del mundo empresario y políticos.
Una expresión de ese descontento la explicitó el dirigente de la Unión Industrial Argentina, y diputado por el Frente Renovador, José Ignacio de Mendiguren, quien aseguró en su momento que "no hay señales buenas hacia adelante".
"Lo que estamos diciendo es que en el sector industrial seguimos viendo con preocupación que no se recupera la actividad pero también que no hay señales buenas hacia adelante. Cuando ves que baja el dólar y sube la tasa, esto de Cambiemos no tiene nada, esto ya lo vivimos en Argentina", afirmó De Mendiguren en abril pasado.
Ante estas críticas, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, sostuvo que el 2016 "fue un año difícil, pero ya se comenzó a crecer y eso es bueno para la industria, que depende en buena medida del nivel de actividad y del consumo; con la baja de la inflación está aumentando el salario real y la capacidad del consumo".
"Como siempre que se recupera la economía, primero crecen algunos sectores y luego viene el resto con un pequeño rezago; (así) la agroindustria crece muy fuerte y las exportaciones a Brasil vienen más lento", dijo Cabrera en declaraciones a la prensa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico