El uso de pirotecnia causó importantes incendios

Diferentes incendios ocasionados por el uso de la pirotecnia afectaron a diversos sectores de esta ciudad. El más significativo se desencadenó a las 19:30 en la zona conocida como "la Quinta de López" en inmediaciones del barrio Laprida. Las llamas ganaron intensidad con el paso de los minutos y llegaron hasta el camino Roque González. Trabajaron 8 dotaciones de bomberos en el lugar. Al cierre de esta edición, el siniestro se encontraba controlado.

El primer día del año estuvo marcado por una serie de incendios de pastizales que se generaron en distintas partes de Comodoro Rivadavia. El primero se registró pocos minutos después de las 0, cuando dos dotaciones del destacamento 3 tuvieron que acudir al barrio Laprida donde el fuego puso en riesgo a las viviendas de la zona.

Pero una vez controlado este foco, la tarea se extendió por una hora y despertó nuevamente la indignación de los vecinos que volvieron a pedir por la instalación de un destacamento en el barrio para evitar este tipo de inconvenientes. Sin embargo no fueron pocos los que volvieron a insistir en que lisa y llanamente lo que se debe hacer es prohibir la utilización de la pirotecnia en Comodoro, la única ciudad importante de Chubut que aún no lo ha hecho.

Lo cierto es que el trabajo de los bomberos voluntarios no culminó allí ya que durante toda la jornada acudieron a diferentes siniestros que tuvieron un denominador común: los fuegos artificiales.

EL MAS IMPORTANTE

Cerca de las 19:30, los bomberos voluntarios se disponían a realizar el parte de actividades de la jornada, pero tuvieron que postergarlo ya que en inmediaciones de Laprida reaparecieron las llamas de considerable tamaño. Fue en la zona conocida como “la Quinta de López”.

Dos dotaciones se dirigieron allí pero no lograron detener las llamas que ganaban terreno con el paso de los minutos y eran impulsadas por una leve brisa. El siniestro demandó que se sumaran dotaciones del destacamento 2 y se solicitara el apoyo de las comisarías de Mosconi y Laprida.

El incendio fue cobrando intensidad cuando logró “dar una vuelta” y llegar hasta inmediaciones del camino Roque González. Los bomberos no ahorraron energías y seguían trabajando, pero la zona del lugar dificultaba su acceso y alentaba a las llamas a continuar con su incierto trayecto.

Incendio

A las 21 ya trabajaban 8 dotaciones de bomberos del Cuartel Central y de los destacamentos 1, 2 y 3. Prácticamente todos los voluntarios de esta ciudad se encontraban en el lugar para tratar de controlar el siniestro que amenazaba con alcanzar a las chacras que se encuentran en el camino Roque González.

Los bomberos voluntarios llegaban en sus vehículos particulares y bajaban palas, como también bidones de agua para brindar un respiro a sus compañeros. La visión era muy dificultosa con el paso de las horas y determinó que muchos tuvieran que trabajar con linternas.

Una de las preocupaciones mayores era que las llamas alcanzaran una bomba de varilla que se encontraba allí. En consecuencia, el personal de Serpecom SRL se presentó en el lugar y también contribuyó con los bomberos. Uno de los trabajadores acercó dos matafuegos.

incendio_45.jpg

Las llamas cada vez eran más grandes, a tal punto que los habitantes de barrios como Pueyrredón, Roca e Industrial podían visualizar una espesa nube de humo desde sus viviendas.

Victor Alvarado, jefe de Bomberos Voluntarios del Destacamento 1, detalló que se trabajó por más de tres horas y se pudo controlar el fuego pasadas cerca de las 23, gracias al trabajo de máquinas de la municipalidad, camiones de defensa civil y máquinas de YPF.

"Fue bastante arduo el trabajo, en un momento habían dado el alerta para retirar las unidades pero rotó el viento y pudimos sofocarlo", indicó en Radio Del Mar.

Asimismo, Alvarado confirmó que el fuego consumió un frente de 1,5 km avanzando hacia la zona de ingreso de los molinos, con una profundidad de unos 200 metros: "eso se quemó completamente y se logró controlar, sobre las 23.30 00 personal de YPF quedó haciendo guardia de cenizas y hasta el momento no se avisó que se haya reavivado", dijo.

incendio_108.jpg

Los integrantes de Defensa Civil también llegaron a la zona y dispusieron de dos retroexcavadoras y una topadora para realizar cortafuegos y generar un alivio para los bomberos. La medida tuvo éxito ya que se logró aislar al fuego. Así lograron dominar las llamas.

Una vez desarticulado el peligro en la bomba de varilla, los voluntarios comenzaron a pedir a la Sociedad Cooperativa Popular Limitada que cortara la energía en la zona ya que la altura de las llamas amenazaba con alcanzar el tendido de electricidad. Querían evitar un nuevo inconveniente, pero desde la institución recién después de las 22 dieron respuestas.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico