El "Verde" apuesta fuertemente a sus divisiones inferiores

Gimnasia y Esgrima tiene una firme convicción para el desarrollo de los jóvenes que se acercan al Socios Fundadores para jugar al básquet. El club potenció su plantel de profesores para este año, en el que buscará ampliar la cantidad de jóvenes formados en un rol deportivo, sin dejar de lado los valores personales.

Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia es uno de los clubes deportivos más importantes de la Patagonia y busca seguir en su crecimiento de las divisiones formativas y el Mini Básquet.
De esta manera, cuenta con un plantel de profesores encabezado por Gustavo Sapochnik, acompañado por Laura Villagrán, Emiliano Barbosa, Juan Krogslund y Piero Ronconi. También forman parte del equipo de trabajo los monitores Antonella Tacul, Micaela Temprano, Matías Temprano, Pablo Gatica y Gyno Rill.
El año pasado las divisiones formativas tuvieron un muy buen trabajo en cantidad y calidad, por la gran masa de chicos que comenzaron a dar sus primeros pasos en el Socios Fundadores. Esto motivó a que el club decida apuntar a cumplir objetivos más grandes en la búsqueda de la formación de los jóvenes.
Desde el punto de vista de los objetivos se conformaron dos ejes que el equipo de trabajo persigue. En primer lugar la masificación de la actividad para llegar a una mayor cantidad de chicos y seguir en la línea de la ampliación de los jóvenes que forman parte del club. En tanto, el segundo objetivo influye más en la formación como deportistas y personas en busca del armado de equipos que sean de gran competencia y de alto valor humano.
En esta línea, el coordinador Gustavo Sapochnik expresó que "con el grupo de trabajo queremos que cada uno de los entrenadores cumplan de la mejor manera su rol dentro de la estructura, que hoy en día es muy grande. Además, buscamos entre todos una mentalidad superadora para mejorar el trabajo en conjunto y reflejarlo en los chicos".
Además, hizo hincapié en el cambio positivo que se dio en el club a partir de la incorporación de básquet femenino: "El club apostó al básquet femenino para cambiar su vida social. Nosotros desde lo deportivo logramos que el año pasado tengamos todas las categorías femeninas, desde mini básquet hasta Primera división".
Del mismo modo. Laura Villagrán, profesora que se aboca al desarrollo del básquet femenino, sostuvo: "este año tenemos la posibilidad de contar con el trabajo del preparador físico Claudio Alvarez para las categorías femeninas. De esta manera van a tener las mismas posibilidades que los varones y buscaremos competencias y viajes para que comiencen a tener una mayor competencia".
Por su parte, Emiliano Barbosa explicó los beneficios de proponer la competencia para las diferentes categorías del club: "Nosotros sostenemos que la competencia es una parte muy importante, porque la tomamos como una parte del desarrollo del chico. De esa manera ellos mismos logran ver cómo son los partidos y sumado a los entrenamientos nos permiten seguir avanzando en aspectos del juego".
"Muchas veces se confunde la competencia con el querer ganar pero son cosas distintas, porque en ese momento podemos inculcar nuevos valores como son la pertenencia por la institución y el compañerismo", agregó.
Por su parte, Juan Krogslund detalló la gran tarea que realizan los monitores, que son pilares fundamentales para la enseñanza de los chicos: "Tenemos muchos monitores en los que hemos notado una gran voluntad y actitud de querer mejorar sumado a un caudal de conocimientos importantes. Son chicos que hay que orientar y seguramente en el futuro serán profesores de las divisiones formativas de Gimnasia".
"Hay un cuerpo técnico de lujo con profesionales muy bien preparados, con pautas muy claras de trabajo y convivencia. Gustavo Sapochnik lidera muy bien el trabajo para hacer crecer el desarrollo del proyecto", afirmó.
En tanto, el último profesor en sumarse al equipo de trabajo fue Piero Ronconi, quien explicó la importancia del proyecto de Gimnasia para aceptar la propuesta recibida para Mini Básquet: "Creemos que lo más importante es que los chicos se diviertan porque cuando uno encuentra el placer en algo busca repetirlo. También es necesario que aprendan a jugar al básquet y a moverse adentro de una cancha".
Por último, explicó que su pasado en la institución fue muy importante para tomar su decisión: "Tengo la camiseta puesta, la siento y tenía ganas de volver a la institución que me dio tantas cosas, como amigos, entrenamientos, viajes y muchas oportunidades. Haber recibido el llamado de los dirigentes y la Subcomisión de Padres fue un orgullo para mí y quiero reflejar lo que sé en los chicos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico