El viaje de Miguel "Tinta" Poveda a Cancún puede definir su futuro

El luchador del Team Antileo se ganó la posibilidad de representar al país en el 9º Panamericano de Kick boxing WAKO, del 26 al 30 de octubre, en México luego de un selectivo en Puerto Madryn.

Por Carlos Alvarez
c.alvarez@elpatagonico.net
Se crió en las 1311 viviendas en el seno de una familia trabajadora junto a sus nueve hermanos, y admite con una sonrisa que de chico le gustaba pelear. Sin embargo, el fútbol pudo más y se impuso en sus años de adolescencia donde defendió los colores de Nueva Generación, y formó parte del equipo que logró uno de los ascensos del club más joven de Comodoro Rivadavia.
Es el séptimo hijo varón y a diferencia de varios de sus hermanos, salió hincha de River. Cuando se dio cuenta que las responsabilidades comenzaban a pesar, priorizó el trabajo y se alejó de los entrenamientos en "La Nueva" porque ya no podía hacer las dos cosas y estar con la familia que formó. Ahí fue que se enteró que Marcos Antileo, conocido de la infancia por el futsal, daba clases de Kick Boxing, y se puso en contacto para 'hacer algo'. Hace cinco años atrás nunca pensó cuando comenzó a entrenar en el Abel Amaya que iría a Cancún, en México, a defender la celeste y blanca. Pero no fue por regalo.
Miguel "Tinta" Poveda se ganó su lugar en la selección argentina de Kick Boxing gracias a su esfuerzo y dedicación que lo llevaron primero a ser campeón argentino hasta 71 kilos, y de pasar con éxito un selectivo que se realizó en la ciudad de Puerto Madryn.
Este domingo llevará en su mochila, la ilusión de hacer un buen papel en Cancún, en el Panamericano junto a la selección argentina, pero viajará solo desde Comodoro Rivadavia hasta allá porque un aporte prometido llegó después de lo previsto y los pasajes no coinciden con los de la delegación celeste y blanca.
"Estamos complicados con los tiempos, a las corridas con muchas cosas, pero con muchas ganas de representar al país y traernos alguna medalla para nuestro país. Cuando uno comienza una actividad no piensa en llegar a esto, pero con el paso de las competencias uno se empieza a centrar más en los entrenamientos, en las posibilidades de progresar y comenzar a ver todo de manera diferente. Cuando se dio la chance del título argentino fue un paso muy importante y luego gracias a Dios pudimos hacer dos defensas de manera satisfactorias", comentó Miguel en su visita a El Patagónico.
Con la camiseta celeste y blanca puesta, "Tinta" recuerda haber peleado en Pico Truncado, en Sarmiento, en Puerto Madryn, Buenos Aires y obviamente en su ciudad natal, y remarca que siempre fue con mucho sacrificio y amor propio. "Siempre es a pulmón todo. Tengo un apoyo de diferentes empresas, y en esta oportunidad Comodoro Deportes me brindó una ayuda para una parte de los pasajes. Es complicado dedicarle el tiempo que se necesita para entrenar, y por eso este viaje puede ser un antes y un después", adelanta sin titubeos.

APOSTAR TODO Y MAS
Miguel Poveda tiene 28 años y tres hijos: Bautista (8), Gonzalo (4) y Zoe (2), que son todo para él. El mayor es el que lo sigue y acompaña siempre lo más cerca del ring para alentar a su papá. El varón más chico se pone mal y hasta llora cuando lo ve listo para pelear, y la más chica no entiende aún, pero él piensa siempre en ellos tres a la hora de un combate y ahora mucho más que estará una semana lejos de casa.
Por eso, "Tinta" afirma que el viaje afuera será un antes y un después. "Yo todo este tiempo, hasta la segunda defensa, venía trabajando pero después ya no. Ahora estoy metido en este viaje, y he notado una mejoría en la parte física al poder entrenar a veces en triple turno. Sino recibo ayuda va a ser muy difícil poder seguir porque es dar ventaja", reconoce.
Sobre su entrenamiento al quedar seleccionado, comenta que "en este tiempo he empezado a hacer guanteo aparte, con mi hermano Alexis en el Municipal 2, que nos abrió las puertas Carlos Mansilla para poder guantear. A mi hermano siempre le gusto y es fanático del boxeo, le gusta mucho y sabe. Y la parte de Kick la hago con Marcos Antileo. A su vez, a la mañana trabaje duro la parte de potencia con Andrés Caffaro que es mi preparador físico. Ahora ya le bajamos la intensidad para aflojar un poco, y empezar a pensar en el viaje", reconoció Poveda.
La competencia arranca el 25 con la inauguración y al día siguiente arrancan los combates. Las presentaciones del comodorense dependerán de la cantidad de rivales que tenga en su categoría.
Miguel "Tinta" Poveda sabe que en Cancún está gran parte de su futuro deportivo, y por eso antes de ir en busca del sueño agradeció a su familia, que es la que siempre está presente y aguanta los entrenamientos diarios, como así también a Jordy Automotores. Asnari Servicios, Pollos Noelma, Acumuladores Austral, y Viviendas Bahía Blanca.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico