El violento temporal también dejó su impronta en zona norte de Santa Cruz

Caleta Olivia (agencia)

Tres vuelcos de automotores, techos de escuelas y casas desprendidos, grandes ramas de árboles esparcidas por las calles, cortes de energía y de líneas telefónicas, además de apremios por un incendio en el predio del basural, fueron algunas de las consecuencias registradas en ejido urbano de Caleta Olivia e inmediaciones a causa del fuerte temporal de viento.
Las ráfagas que superaron holgadamente los 110 km/h, arrastraron una nube de tierra que cubrió la ciudad y redujo la visibilidad a pocos metros, al tiempo que volaron residuos livianos de todo tipo.
Si bien el fenómeno meteorológico había comenzado a cobrar cuerpo el miércoles, el violento barrido de las ráfagas se hizo sentir con mayor intensidad a partir de las 15.00 de ayer.
Los accidentes de tránsito se produjeron en la Ruta 3 y el primero de ellos ocurrió cerca del mediodía cuando volcó el tráiler que arrastraba una camioneta a la altura del ingreso a la estancia El Mangrullo, a unos 23 kilómetros al norte de la zona urbana.
Poco más tarde se reportó el vuelco de un camión 15 kilómetros al sur y alrededor de las 16.00 ocurrió otro accidente similar, esta vez en proximidades del límite interprovincial, que involucró a un automóvil y dos de sus ocupantes debieron ser trasladados al Hospital Zonal debido a que sufrieron lesiones leves.

VOLADURA DE TECHOS

En el área urbana, el personal de la Dirección de Protección Civil y las dos unidades de Bomberos que dependen de la Policía Provincial, prácticamente no dieron abasto pare responder a una sucesión de emergencias a partir de media tarde.
El temporal arrancó chapas del techo de la Escuela Primaria N° 29 ubicada en el barrio 3 de Febrero, lo que obligó a suspender las clases y evacuar el edificio.
También se produjeron daños similares en el instituto privado Marcelo Spínola, situado en proximidades de la zona céntrica y en la Escuela Primaria N° 13 del barrio Miramar, en tanto que en una calle de acceso a la Escuela Primaria N° 28, zona del barrio 26 de Junio, quedaron inclinadas tres columnas de madera que sostienen cables de electricidad.
Los bomberos también debieron acudir a dos casas de la zona de chacra y a un corralón de materiales del Parque Industrial, también por chapas desprendidas.

OTRA VEZ EL BASURAL

Otra situación de peligro se registró en la zona del basural o relleno sanitario donde un foco de incendio de propagó con rapidez y alcanzó el área de automotores judicializados.
Si bien cientos de ellos ya habían sido convertidos en chatarra por otros dos incendios anteriores, el fuego volvió a aparecer en las carrocerías debido a que estaban impregnadas de papeles y cartones.
Operarios municipales les arrojaron tierra con palas, en medio de una irrespirable atmósfera que se generaba por el humo y la tierra en suspensión, al tiempo que debían esforzarse para no perder estabilidad por el fuerte vendaval.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico