El vóley local suma formación de la mano de Jorge Bellendier

Con más de 20 años de trayectoria, el formador de entrenadores desplegará sus conocimientos a los DT de los clubes locales. Las clases se repartirán entre el gimnasio de la escuela de Laprida y el municipal 1.

Desde hoy y hasta el domingo, en distintos escenarios de Comodoro Rivadavia, se pondrá en marcha el Curso Provincial de Entrenadores de Vóleibol II, que tendrá como disertante al profesor Jorge Bellendier.
De esta manera, el vóley local cobra jerarquía con la presencia del capacitador, quien cuenta con más de 20 años como entrenador, en una carrera que empezó a construir desde los 22 años, cuando insertó el vóley en el club Leonardo Da Vinci.
Luego continuó como asistente de Maldonado, Buchaga, Songh y Castellani. Hasta conseguir el cuarto puesto en el Mundial Juvenil en Argentina en 1993.
También fue campeón Nacional con Luz y Fuerza de Necochea en el 98 y piloteó la difícil misión de dirigir al campeón Olympikus, después del exitoso ciclo de Jon Uriarte.
Así, concretó el sueño de ser campeón de la Liga Argentina con Luz y Fuerza de Necochea en la edición 97/98, con una plantel lleno de juveniles, en un momento muy particular del DT.
"Fue un momento muy especial de mi vida, con muchos duelos y de algún lado sacamos las ganas con Mónica (su esposa), para apostar a una ciudad que nos dio la posibilidad de seguir creyendo en la vida y concebir a Martina", remarcó en aquella ocasión.
A la hora de más desafíos, los mismos lo encontraron dirigiendo al campeón, Olympikus de Azul, en la edición 2001/2002 de la Liga Nacional. Después de quedar eliminado en las semifinales, Bellendier contó que esa experiencia le permitió seguir aprendiendo en su proceso como entrenador e hizo un paneo sobre este campeonato de los azuleños.
"Llegué a una ciudad que protagonizó un ciclo muy fuerte de diez años con Jon (Uriarte), y no es fácil tomar la un posta y hacerte tu propio espacio dentro de un lugar que vivió tantas cosas, ¿no? Muchas buenas, algunas malas, pero el balance fue altamente positivo", señaló en su momento.
Los jugadores se pudieron adaptar lo más rápido que se podía a la distinta forma de conducción y de trabajo. Todos me dieron el espacio para tener autoridad sobre ellos", recalcó.
Por ello, desde esta tarde, los entrenadores de Comodoro Rivadavia tienen la chance durante cuatro jornadas de interactuar con el DT que supo transitar de distintos lugares al vóley.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico