El voto electrónico en el mundo

Mientras los primeros pasos para "mecanizar" el voto se dieron en Estados Unidos mucho antes de la depresión, mediante sistemas de palancas, varios países del mundo avanzaron con la implementación del voto electrónico al punto tal que algunos estados ya debutaron incluso con la posibilidad de sufragar vía internet. El sistema electrónico permanece vigente en una minoría de estados después que varios que lo habían puesto en marcha decidieron paralizarlo o prohibirlo a partir de criterios de seguridad, confiabilidad y confidencialidad del sufragio. En otros países -como el caso de Argentina– el sistema atraviesa la etapa de estudio o implementación parcial y en otros ni siquiera se contempla como opción.

PAISES DONDE FUNCIONA
En Europa: Bélgica, Estonia; en América: Brasil, Estados Unidos y Venezuela. En Asia: Filipinas e India.

CON MARCHA ATRÁS
Alemania: la Corte Suprema de ese país declaró inconstitucional en 2009 la utilización del sistema por no permitir el proceso de fiscalización electoral por personas sin conocimientos técnicos.
En Finlandia, la ley de voto electrónico se sancionó dos años antes a las elecciones municipales de 2008, cuando debutaría el sistema. Sin embargo, ese año y tras el ensayo en tres comunas se anuló la votación por problemas en el uso de las urnas electrónicas, con lo que en 2010 se pospuso totalmente el sistema.
El caso holandés es otro emblema del rechazo al sistema. Holanda fue pionera en la implementación del sistema, aunque en 2006 investigadores técnicos evaluaron fallas de seguridad en las urnas electrónicas, con lo que en 2008 dio marcha atrás definitivamente con la votación tecnológica para retornar al sistema en papel
Irlanda dio sus primeros pasos parlamentarios en torno al voto electrónico en 2000, utilizándolo por primera vez en 2002, aunque en 2009 y tras años de evaluaciones en materia de seguridad y confidencialidad del voto, el gobierno suspendió definitivamente la aplicación del sistema ya que "no garantizaba la integridad de la elección", además del impacto económico que significaba implementarlo. Irlanda había adquirido 7.500 urnas electrónicas que desechó en 2012.
Entre 2002 y 2007, el Reino Unido concretó cerca de treinta pruebas pilotos con diferentes sistemas de votación electrónica. En 2008, la Comisión Electoral declaró que con respecto a las pruebas realizadas la seguridad y garantías adoptadas eran insuficientes y en consecuencia, determinó que no se continuaría con el voto electrónico.

EN ESTUDIO O
APLICACIÓN PARCIAL
Dentro de Europa, en España se realizaron diversas experiencias piloto, a nivel de comunidades autónomas en el País Vasco; Catalunya; Galicia; Comunidad Valenciana y Andalucía; a nivel estatal las pruebas debutaron en 2004. También se aplica en ese continente en Francia; Noruega; Rusia; Suiza (actualmente se realizan pruebas de voto electrónico por Internet o por SMS en 13 de los 26 cantones).
En Africa lo aplica Namibia. En América lo utilizan también en forma parcial Argentina; Canadá; Colombia; Ecuador; Guatemala; México; Panamá; Paraguay y Perú. En Asia, Emiratos Árabes Unidos; Japón; Kazajistán. Y Australia en el caso de Oceanía

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico