El "vuelo petrolero" es el más afectado por eliminación del régimen de tarifas máximas

El aumento de tarifas ronda entre un 10 y un 35% según el destino y la anticipación con que se emita el pasaje. De esta forma, el "vuelo petrolero" que une Comodoro Rivadavia con Neuquén, Mendoza y Córdoba, fue el más afectado con un incremento que ronda el 35% y llevó la tarifa a $4.500 ida y vuelta, según el destino. A Buenos Aires, por su parte, el valor mínimo oscila entre los 2.500 y los 4.200 ida y vuelta, y la tarifa media alcanza los $7.750, siempre más gastos de emisión.

El Gobierno de Mauricio Macri publicó el martes en el Boletín Oficial el decreto 294/2016, mediante el cual se suprimió el régimen de tarifas máximas para los vuelos de cabotaje en el país.
La medida, según se informó, tiene por objetivo "compensar los desequilibrios" para "viabilizar la continuidad de las empresas prestatarias". Así desde a las 0 horas de ayer se produjo automáticamente un aumento en todas las tarifas aéreas, lo cual por supuesto impactará en el bolsillo de quienes deban viajar.
Según se pudo confirmar, en los precios de los vuelos de cabotaje que se realizan desde y hasta el aeropuerto de Comodoro Rivadavia el aumento ronda entre un 10 y un 35%, según el destino y la anticipación en que se emita el pasaje, siendo el "vuelo petrolero" -que une esta ciudad con Neuquén, Mendoza y Córdoba-, el más afectado por los aumentos.
De esta forma, volar a Neuquén hoy puede costar más de $4.525 ida y vuelta y 2.150 de ida. Mientras que llegar a Córdoba y volver supera los $6.800, siempre sumando a estos valores los gastos de emisión que rondan un 10%, y el pasaje de ida tiene un valor $3.600.
A esta frecuencia, además del incremento de entre el 30 y 35%, se suma la escasez de tarifas, con valores casi únicos, diferente a lo que sucede cuando se pretende volar a Buenos Aires. Es que en este caso se puede encontrar una tarifa mínima ida y vuelta de $2.400, con una ascendencia hasta los $4.200, más gastos de emisión.
Cabe aclarar que para poder obtener estos valores es necesario adquirir el pasaje con un buen tiempo de anticipación, dependiendo siempre de la disponibilidad de vuelo. Caso contrario se deberá adquirir la tarifa media, la cual suele ser la más usada al momento de viajar, y la que se encuentra cuando se quiere volar en el rango de una semana. La misma alcanza los $7.750 con un aumento del 30%, mientras la clase ejecutiva cuesta 9.987 pesos. Así, se constató que el principal aumento en el caso de la línea de bandera se dio en las tarifas de destinos más utilizados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico