Elevan la causa a juicio oral y público

En horas de la mañana de hoy se desarrolló la audiencia preliminar que tiene como imputado a Fernando Ojeda. Fiscalía requirió la calificación de "homicidio simple, en grado de tentativa". Por su parte el defensor postuló como calificación alternativa la de "lesiones graves" y que sea el tribunal de juicio quién decida si existió, o no, la intención de darle muerte a la víctima.

Diker Bacar (27), en la madrugada del miércoles 20 de enero fue apuñalado en el pecho en una casa del barrio José Fuchs, y estuvo más de 10 días en coma farmacológico y con respiración asistida. La agresión tuvo lugar en una casa de la calle Quiroga 178 de madrugada. Donde, según testigos, cuatro hombres y dos mujeres compartían bebidas. Fue allí que Ojeda se habría levantado y habría sido quien le clavó un cuchillo en el pecho a Bacar sin que existiera discusión previa. Según indicaron Fernando "Coti" Ojeda, era un viejo conocido con el que tuvo problemas.

La audiencia preliminar que tiene como imputado a Ojeda fue presidido por Gladys Olavarría, jueza penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Cristian Olazabal, funcionario de fiscalía; en tanto que la defensa del imputado fue ejercida por Sergio Romero, defensor particular del mismo.

El defensor postuló como teoría defensiva la declaración que realizó Ojeda al momento de presentarse ante la Justicia. Con sus dichos dio una versión detallada de cómo sucedieron los hechos. "La fiscalía no va a poder probar la intencionalidad y la autoría de mi asistido en el juicio", afirmó el defensor. Postulando por último la calificación alternativa de "lesiones graves". "Quedará en manos del tribunal de debate determinar si existió, o no, el dolo de darle muerte", dijo.

Respecto de la medida de coerción el Ministerio Público Fiscal solicitó el mantenimiento de la prisión domiciliaria, hasta el juicio, que viene cumpliendo Ojeda, en base a los peligros procesales de fuga y entorpecimiento. Por su parte el defensor solicitó su libertad con presentaciones periódicas ante la autoridad; y subsidiariamente arresto domiciliario con permiso de salidas laborales.

Finalmente la jueza penal resolvió elevar la causa a juicio oral y público teniendo presente ambas calificaciones la de tentativa de homicidio y lesiones graves. Asimismo resolvió la libertad con presentaciones de Ojeda, ante la Comisaría más cercana a su domicilio, ya que en el proceso "rige el principio de inocencia". También se le impuso prohibición de acercamiento a testigos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico