Elevaron a juicio la causa de un asesinato ocurrido en Río Mayo

Por pedido de la Fiscalía, el juez Alejandro Rosales dictó la apertura del juicio oral y público contra Iván Díaz, imputado de haber asesinado a tiros en Río Mayo, a Nelson Llenleu, en junio de 2015. La justicia además dispuso mantener la prisión preventiva hasta la realización del debate.

La audiencia preliminar se desarrolló el viernes en la Oficina Judicial de Sarmiento, en el marco de la investigación por el homicidio de Nelson Miguel LLenleu. El acto estuvo presidido por el juez Alejandro Rosales.
El fiscal Herminio Gonzales Meneses recordó que el crimen ocurrió el 30 de junio del año pasado al costado de la plaza San Martín y de la Escuela 148 de Río Mayo.
Eran entre las 6:45 y las 7:15 cuando la víctima conducía su vehículo en compañía de Iván Alain Esteban Díaz (23). Según el fiscal, este extrajo un revólver calibre 32 corto y le efectuó dos disparos en la cabeza. Luego Díaz descendió del automóvil y huyó en dirección a la vivienda de un familiar que se encuentra en cercanías de la escena del crimen.
El acusador público indicó que esa madrugada en la Comisaría de Río Mayo se recibió un llamado telefónico donde describieron que habían observado a un vehículo impactar contra un árbol en la zona de la plaza. Ante la llegada de los médicos y la policía, el herido fue trasladado en forma urgente al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Debido a la gravedad de las lesiones Llanlleu falleció el 5 de julio.
Para el juicio oral y público, la Fiscalía ofreció 29 testimonios y 18 medios de prueba documentales. La calificación jurídica contra Díaz fue la de autor del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.
Gonzales Meneses adelantó que en caso de que el sospechoso fuera hallado culpable solicitará una pena de doce años de prisión. Por último, requirió al magistrado que mantenga la medida de prisión preventiva, fundamentada en el riesgo procesal de peligro de fuga y de expectativa de pena.
Mientras, los abogados que asistieron al acusado, Mauro Fontañez y Eduardo Estepa, señalaron que la investigación del Ministerio Publico Fiscal no había presentado evidencias que vincularan a su defendido con el homicidio. En consecuencia, pidieron el sobreseimiento por orfandad probatoria.
El juez resolvió no hacer lugar a los requerimientos de los defensores y dictó el auto de apertura de juicio oral y público contra Díaz con la calificación pretendida por los acusadores. Además, declaró la admisibilidad de las pruebas ofrecidas por las partes y mantuvo la prisión preventiva hasta la realización del debate.


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico