Empieza un juicio por jurados contra un herrero que mató a un supuesto ladrón

De acuerdo al nuevo sistema de juicios implementado en Buenos Aires, entre otras provincias, han sido citadas 48 personas, de las cuales doce serán seleccionadas para integrar el jurado popular como titulares, seis hombres y seis mujeres.

Un herrero será enjuiciado desde hoy por un jurado popular como el único acusado de haber matado a un joven de un balazo y herido a otro hombre cuando quiso recuperar las herramientas que le habían robado, en el partido bonaerense de Necochea, informaron fuentes judiciales.
Se trata de Horacio Pizzi (52), quien llegó al debate con arresto domiciliario por el "homicidio agravado por el uso de arma de fuego" en perjuicio de Carlos Farías (24) y por la "tentativa de homicidio" de Roque Salvador (35).
Fuentes judiciales informaron a Télam que el juicio comenzará a las 10, en el edificio ubicado en las calles 6 y 87 de Necochea, donde fueron citadas 48 personas, de las cuales serán seleccionadas doce titulares, seis hombres y seis mujeres, y media docena de suplentes, que integrarán el jurado popular.
El debate, el primero de este tipo que se realiza este año, será coordinado por la jueza Mariana Giménez, mientras que en la parte acusatoria estará el fiscal Roberto Mirada, en tanto el defensor oficial Daniel Surgen representará a Pizzi.
"De inmediato que pasó esto me puse a disposición de la fiscalía, confío en la Justicia porque trabajo desde los once años", dijo a Télam el imputado, quien agregó que espera su absolución para volver a sus labores diarias.

VERSIONES
ENCONTRADAS
De acuerdo a lo establecido en la etapa de instrucción, el 20 de agosto de 2014, alrededor de las 16, dos delincuentes que iban en bicicleta aprovecharon un descuido del herrero y le sustrajeron una caja de herramientas de su negocio, situado en las calles 570 y 523, en Quequén.
Un vecino que observó la situación le comentó al acusado que reconoció a uno de los autores, por lo que Pizzi se dirigió a la Comisaría Segunda para denunciar el robo y luego volvió a su vivienda.
Tras regresar a su casa, un chico de unos doce años se acercó y le dijo al hombre que si quería recuperar sus herramientas tenía que llevar 500 pesos a la calle 564, entre 523 y 525.
Según la fiscalía, el herrero se dirigió al encuentro, alrededor de las 20.30, y llevó un arma de fuego de su propiedad con la que efectuó algunos disparos, uno de los cuales impactó en el tórax de Farías y otro en el cuerpo de Salvador.
Ambos heridos fueron trasladados al hospital local, donde el más joven murió como consecuencia de las lesiones sufridas, mientras que su amigo pudo recuperarse tiempo después.
Sin embargo, Pizzi sostuvo en su declaración que cuando mantuvo el encuentro estos hombres estaban armados y se le abalanzaron encima, por lo que hubo un forcejeo.
En ese momento, el herrero le arrebató un revólver calibre .38 a los presuntos delincuentes y el arma se disparó.
Entonces, la defensa de Pizzi intentará probar que el hombre cometió un "homicidio en legítima defensa" cuando quiso recuperar sus herramientas, agregaron las fuentes.
No obstante, durante un allanamiento en la casa del imputado, el personal policial secuestró proyectiles calibre .38, aunque debido a que el arma nunca apareció no se pudo determinar si coincidían con la que mató a la víctima.
En el momento del hecho, Farías hacía tres meses que estaba prófugo, ya que lo habían detenido por el delito de "robo" pero escapó por un ventiluz de un hospital cuando se encontraba internado bajo custodia debido a una dolencia física.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico