Empleado testigo sufrió un paro cardíaco

Momentos de pánico se vivieron en las oficinas de ANSES de Mar del Plata cuando un hombre de 91 años decidiera quitarse la vida a la vista de todos. Hubo ataques de pánico, estados de shock y un hombre de 55 años sufrió un paro cardíaco, que por estas horas se recupera aunque permanece internado.

Después de que un jubilado se suicidara esta mañana en la sede de la Anses de avenida Independencia se vivieron escenas de pánico. Es que tanto el personal del organismo como el público se vieron afectados. Al punto que un empleado del área administrativa, de aproximadamente 55 años, sufrió un paro cardíaco, del que ya se está reponiendo y se encuentra estable.

Tras el disparo "hubo desmayos y ataques de pánico", comentaron fuentes del organismo al diario La Capital. "Todo el mundo salió corriendo porque lo primero que todos pensaron, salvo los que estaban viendo la situación, fue que había alguien disparando a mansalva. Fue bastante caótico", relató un empleado.

"De a poco se fue desalojando el lugar porque había mucha gente en estado de shock, traumada, que no se podía mover", agregó todavía impactado por la situación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico