En 2018 podría liberarse el mercado de combustibles

Miguel Gutiérrez se mostró a favor de que el precio interno del barril de crudo se equipare con la cotización internacional. "No algo que podamos hacer mañana a la mañana, eso sería un problema que tiene impactos laborales, en los ingresos de las provincias y otros impactos que no podemos soslayar", admitió.

El presidente de YPF, Miguel Angel Gutiérrez, dijo que el mercado de combustibles en Argentina puede llegar a ser "totalmente libre" en 2018 y que de ese modo los precios bajarán y se asimilarán a los de Brasil si se logra menor carga impositiva.
"No es algo que podamos hacer mañana a la mañana, sería un problema que tiene impactos laborales, en las provincias y otros que no podemos soslayar. Pero de acá a fines de 2017, podemos tener un mercado totalmente libre a partir del 1 de enero de 2018. Creo que la industria está en condiciones de hacer el trabajo necesario para encajarse dentro de esas reglas", dijo Gutiérrez.
En ese sentido, señaló: "tenemos que mirar la competitividad con Brasil. En el precio sin impuestos estamos casi igual. El problema es que los impuestos aquí son más altos".
En ese sentido, propuso que la industria forme una mesa de diálogo para bajar los costos y modificar los impuestos. "Una posibilidad es pensar una política estratégica que funcione con los vaivenes del mercado. Por ejemplo, manejar el ITC (el impuesto a las transferencias a los combustibles, uno de los tributos que más pesa en el precio) como un acordeón: cuando hay problemas de demanda y caída económica, se lo baja y cuando se está mejor, se lo sube".
Por otra parte, se refirió al "ajuste en los precios de los combustibles, que ha sido gradual, que todavía no hemos completado. Si quisiéramos estar en los mismos niveles de los precios en dólares que estábamos en 2015, todavía nos queda (aumentar) un 12%.
"Teníamos aumentos en agosto y aumento en noviembre. El de agosto ya fue, el de noviembre no sabemos. Nos sentaremos en octubre", detalló.
Dijo que "ha habido una caída en la venta de productos de nafta y gasoil. No hay tanto margen para aumentar los precios en esta situación de demanda. Pero para ir recomponiendo márgenes de refinación hay que ir bajando el precio del crudo doméstico. Se acordó bajar un 2% mensual".
"Tiene que haber un proceso gradual donde el precio del crudo doméstico converge con los precios internacionales. No algo que podamos hacer mañana a la mañana, eso sería un problema que tiene impactos laborales, en los ingresos de las provincias y otros impactos que no podemos soslayar. (Será) de acá a finales de 2017, para tener un mercado totalmente libre a partir del 1 de enero de 2018, creo que la industria está en condiciones de hacer el trabajo que hay que hacer para encajarse dentro de esas reglas", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico