En Astra consideran fundamental la sanción de la ordenanza de "Listado de Nuevos bienes"

El barrio Enrique Mosconi fue quizás el lugar donde se comenzó a vislumbrar con mayor fuerza la temática del patrimonio, más allá del casco céntrico. Ser el corazón de YPF y el sector donde se descubrió el petróleo fue fundamental en este puntapié inicial que luego empujó a otros barrios a realizar el mismo trabajo.
Uno de ellos es Astra, ubicado a 20 kilómetros del centro, donde la Biblioteca Popular, que crearon los mismos vecinos en 2007 es la encargada de darle valor a los edificios históricos, y todo lo que sea parte de la herencia cultural de este barrio, pese a la oposición de algunos habitantes.
Su trabajo se ha vuelto tan relevante que incluso hoy es el lugar donde la Comisión Evaluadora del Patrimonio Histórico, Cultural y Natural (CPHCN) de Comodoro Rivadavia se reúne para continuar trabajando, sabiendo el potencial que tiene el sector.
Mariela Garolini es una de las tantas integrantes de la biblioteca que está trabajando en la temática y según explicó, hoy el barrio cuenta con más de diez emblemas patrimoniales, entre ellos la escuela, la biblioteca, el hospital, el cine teatro, el viejo club de fútbol y la capilla.
Estos son algunos de los más importantes. Incluso forman parte junto a otros cuatro edificios del "Listado de Nuevos bienes", con el cual se pretende proteger 128 bienes patrimoniales de la ciudad.
Los mismos fueron elegidos por los propios miembros de comisión de la biblioteca, entendiendo la importancia que debe tener un bien protegido. "Vos no elegís un lugar porque es un edificio, sino por lo que significó para el barrio y su relevancia social. Por ejemplo el cine teatro de Astra va más allá de ser un edificio de 1934 por todo lo que aconteció allí y lo que significó para la vida social", argumentó Garolini.
"Entonces no es solo una estructura edilicia, sino lo que tiene que ver con nuestras raíces, nuestra costumbres y nuestra historia, por eso queremos darle importancia a nuestro patrimonio, porque es importante para fortalecernos como comunidad, para saber por qué el barrio es como es, qué le pasaba a la gente. Es un sentido de pertenencia", agregó en una entrevista donde estuvo acompañada por Marta Hary -foto-.
Hoy estos emblemas que menciona Garolini pertenecen a la Sociedad Cooperativa Popular Limitada, ya que la empresa cuando se retiró en la década del 90 no los vendió. Sin embargo, fueron cedidos y hoy no tienen casi mantenimiento por lo que implica costos. Por esa razón, consideran que será esencial lograr la sanción de la ordenanza de "Listado de Nuevos bienes", ya que permitiría obtener ayuda para su cuidado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico