En Brasil se define la suerte de Temer por los sobornos

El presidente de Brasil, Michel Temer, está acusado de recibir y avalar sobornos. Hoy la Cámara de Diputados de ese país deberá votar si acepta la denuncia que realizó un fiscal en su contra o no. En caso de que le dé lugar a la causa, el magistrado será suspendido por seis meses en su cargo, y durante ese tiempo el Supremo Tribunal Federal deberá emitir veredicto.

Michel Temer, pondrá en juego hoy su presidencia en la Cámara de Diputados, que debe votar la aceptación o el rechazo de la denuncia penal por corrupción que le hizo el fiscal general, Rodrigo Janot, quien acusa al gobernante de Brasil de recibir y avalar sobornos por parte del grupo frigorífico JBS.
Para que la denuncia sea aceptada, dos tercios de los 513 diputados debe votar por acatarla, un número que según el gobierno no poseen sus opositores ni los que se declararán "infieles".
El gobierno usó todos los mecanismos constitucionales y legales para intentar convencer a los diputados: liberó cerca 900 millones de dólares en partidas presupuestarias extras para parlamentarios en los últimos 45 días e intentó agrupar a los partidos aliados que forman parte de la coalición de gobierno. El oficialismo necesita 171 votos para impedir que avance la denuncia.
Defender a Temer, según las encuestas, tiene un alto costo político para quienes buscan la reelección en 2018, pero también forma parte de mantener la estabilidad de una gestión que que promete, si sobrevive, realizar una reforma previsional, una de las fases del ajuste del gasto público que se aplica desde el año pasado.
La liberación de enmiendas parlamentarias de presupuesto extra, que son legales, fueron denunciadas ante la fiscalía por la oposición, que las consideró "compra de voto".
El presidente se reunió ayer con 10 diputados de diferentes partidos para garantizar que haya quórum en la sesión, en la cual debe leerse el informe que viene de la Comisión de Justicia -rechazando la denuncia- y ser escuchado el abogado del gobernante, para luego realizar la votación, uno por uno, de los diputados.
La denuncia indica que Temer avaló y recibió sobornos por parte de la empresa frigorífica jBS. Como se trata del jefe del Estado, la cuestión la define la Cámara de Diputados.
En caso de aceptar la denuncia, la Cámara baja suspenderá por seis meses al presidente, lapso en el cual el Supremo Tribunal Federal deberá emitir veredicto. Caso contrario, la denuncia será archivada.

ENTRE LA CONSPIRACION
Y LA CORRUPCION
El número dos del país es Rodrigo Maia, el presidente de la Cámara de Diputados. Él es oficialista pero en las últimas semanas tuvo que desmentir que estaba embarcado en una conspiración contra Temer.
Convertido en enemigo abierto del presidente, el fiscal Janot -cuyo mandato termina en septiembre- prepara una segunda denuncia penal contra Temer por lavado de dinero y asociación ilícita, también por la delación de JBS, grupo económico que sostiene que el jefe de Estado recibe sobornos desde 2010.
La denuncia que será tratada por Diputados está basada en la delación premiada de la empresa JBS, cuyo dueño, Joesley Batista, grabó en forma secreta a Temer durante una reunión en la residencia oficial del gobernante el 7 de marzo pasado.
Batista y su hermano Wesley, que hicieron un imperio económico a partir de la ayuda del banco de fomento BNDES, se han acogido a la delación premiada a cambio de entregar la red de sobornos que abastecieron.
Se debe recordar que la revista Época publicó que tres millones de dólares financiaron la elección de Eduardo Cunha, aliado del gobernante y hoy preso, como presidente de la Cámara de Diputados.
Desde ese lugar Cunha, preso en la Operación Lava Jato, convirtió en 2015 al Congreso en el principal motor opositor contra Rousseff, e incluso en la Cámara abrió el juicio político que destituyó a la mandataria el año pasado, dejando el camino para su vice, Temer, del Partido del Movimiento de la Democracia del Brasil (PMDB).
En la grabación del escándalo que fue revelada en mayo por el diario O Globo, Temer supuestamente avala sobornos y le indica a Batista a su asesor Rodrigo Rocha Loures como destinatario de posibles ventajas.
Después de esa reunión, la Policía Federal filmó a Rocha Loures cuando recibía una valija con 500.000 reales (150 mil dólares) en la ciudad de San Pablo, que el fiscal general entiende que eran parte de las coimas destinadas a Temer.

IMPACTARIA EN LAS
ELECCIONES DE 2018
Se espera que hoy el bloque oficialista que permitirá aprobar la reforma laboral se quiebre con la votación, ya que 20 de los 46 diputados del aliado Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) del expresidente Fernando Henrique Cardoso dijeron que acogerán la denuncia y la salida temporaria de Temer del poder.
"Nosotros queremos que este gobierno se termine rápido", dijo el jefe del bloque del Partido de los Trabajadores, Carlos Zarattini.
Otros partidos opositores acusan al PT de no acelerar la caída de Temer para dejarlo "sangrar" y llegar a 2018 con un escenario de deterioro mayor de la imagen del mandatario, que oscila entre el 2% y 5% según diferentes sondeos.
"Queremos que la votación se haga a la luz de la población, que cada diputado que defiende a Temer sea recordado por eso por sus votantes", dijo Alejandro Molón, uno de los más activos diputados a favor de acoger la denuncia.
Según una encuesta divulgada por Ibope Inteligencia, el 79% de los electores cree que los diputados que voten contra la denuncia de Temer son "cómplices de corrupción" y 73% afirma que estos parlamentarios no deberían ser reelegidos en 2018.
La denuncia ocurre en momentos de escasa movilización popular y con las meta del déficit fiscal amenazada, lo que abrió un nuevo frente en la crisis política y económica del país.
En el plano político de la Operación Lava Jato, el expresidente Luiz Inácio Lula da SIlva apeló la condena de 8 años y medio de prisión por corrupción dictada por el juez Sergio Moro. También apelaron los fiscales, que piden una mayor condena contra Lula, con prisión efectiva en el escándalo del Petrolao, esta vez por supuestamente recibir un departamento en la playa paulista de Guarujá.
La decisión de la Cámara de Apelaciones, el Tribunal Regional Cuarto de Porto Alegre, podrá definir las elecciones del próximo año, ya que si confirma la condena antes de septiembre de 2018, Lula, favorito en las encuestas, estará inhabilitado para participar en virtud de la llamada Ley de la Ficha Limpia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico