En busca de la sustentabilidad para una ciudad caracterizada por su permanente crecimiento

Garantizar el crecimiento de la localidad fue el desafío iniciático de aquellos que decidieron hacer de Rada Tilly un lugar para vivir en forma definitiva. Y sigue siéndolo hoy, 68 años después de que quedara plasmado oficialmente ese deseo. Sustentabilidad es la clave que marcó el rumbo de crecimiento de una ciudad que apunta a actualizar su plan de desarrollo urbano de modo participativo para definir su expansión en las próximas tres décadas. Tampoco resigna el reclamo por un esquema provincial de regalías de distribución equitativa.

El desafío es garantizar el crecimiento de la ciudad". Así lo definió el intendente Luis Juncos, a cargo por segundo periodo consecutivo de un Ejecutivo municipal que impulsa una diversidad de proyectos en ese camino.

La actualización del Plan de Desarrollo Urbano en el marco de un programa nacional que otorga financiamiento para ese objetivo es uno de los ejes clave en un ejido que urbanizado en un 50% encarna uno de los mayores crecimientos demográficos de la provincia, máxime cuando mantiene la línea también fundacional de que ese crecimiento sea sustentable.

"Nuestro ejido está urbanizado en un 50%, y los espacios disponibles son tanto públicos como privados, aunque el porcentaje municipal es más grande. Pero la intención no es urbanizar el 100%, sino dejar reservas importantes que tengan que ver con espacios de uso común que es una característica de la ciudad que la gente valora y utiliza. Tenemos posibilidades de crecimiento a mediano plazo y no hay dudas que la ciudad se tiene que ir densificando. Rada Tilly va quienes son jóvenes hoy van a querer seguir viviendo acá, y es obligación del estado dar los elementos y marcar el camino para que esto no genere inconvenientes a futuro", planteó el intendente.

CRECER EN UNA FORMA ORDENADA

Juncos describió que la actualización del Plan de Desarrollo Urbano apunta justamente a establecer un plan que tiene que ver con la participación y el desafío de definir la ciudad quequieren todos los radatilenses.

"Va a ser una marca importante para nosotros, donde vamos a revisar lo que tenemos y vamos a genera nuevos espacios y una nueva impronta para la ciudad", afirmó en el sentido de que el mencionado proyecto fijará las puntas de crecimiento y qué tipo de actividades se desarrollarán en la ciudad. Subrayó especialmente la participación de toda la comunidad en esas definiciones.

"Uno tiene una idea particular, pero el trabajo importante de los planes de desarrollo urbano tienen que ver con la participación de la gente. Entre todos armaremos la ciudad que queremos a futuro", enfatizó Juncos.

Anticipó que el Ejecutivo municipal atraviesa la etapa final de presentación de documentación ante las esferas nacionales, con lo que esperan poder trabajar de lleno en el proceso en el corto plazo. "Para nosotros es importantísimo dejar reservas plasmadas en ordenanzas, fundamentalmente en lo que tiene que ver con la parte deportiva y recreativa que es el perfil de la ciudad. También hay que rever los espacios que tenemos para reservas turísticas y terminar de marcar indicadores de ciudad para definir a futuro. Esto también nos sirve para planificar en infraestructura. Si bien tenemos un programa de crecimiento que hace que cada nuevo desarrollo urbano contemple la totalidad de la infraestructura de servicios, tener un plan de este tipo nos va a ayudar a planificar mucho más adelante qué tipo de obras de gran envergadura necesitaremos para absorber el crecimiento de 20 o 30 años en adelante" definió.

REDISCUTIR OBLIGACIONES

Una ciudad obligada a planificarse no solo en función de su juventud sino en mérito al orden y sustentabilidad a la que aspira, necesita recursos y este justamente ha sido uno de los reclamos permanentes de Rada Tilly, que pese a encabezar la lista de las de mayor crecimiento en Chubut, mantenía acotada su participación en el reparto de la coparticipación a los índices poblacionales de 1980. Y aunque ha sido de actualización reciente, Juncos manifiesta que el esquema todavía no es justo. Señaló que es difícil acordar a nivel provincial un nuevo esquema, porque se tocan las economías de cada uno de los municipios y que si no hubo acuerdo antes es justamente porque algunos de ellos iban a percibir menos de lo que estaban percibiendo.

"Hay que rescatar en este punto la voluntad política de enviar un proyecto a la Legislatura, porque la Provincia ahora va a coparticipar un punto más", reconoció. No obstante, planteó: "mirándolo desde los municipios, por supuesto se quiere que esa masa pueda tener algún punto más, porque hemos asumido muchas responsabilidades que le competen a Provincia. En este caso yo puedo hablar de nuestra ciudad: tenemos una parte importante del presupuesto municipal afectado a gastos de salud. El principal prestador de salud en Rada Tilly es la municipalidad y no el Estado provincial como debiera ser, a pesar del hospital. También ha crecido y mucho la inversión en seguridad que hacemos", subrayó.

Es en ese contexto, que el intendente evaluó: "es momento de rediscutir las obligaciones de provincias y municipios, y en base a eso también fijar nuevos porcentajes en una provincia que es la más federal de todas. En eso no hay dudas, no hay otra provincia que haya repartido a municipios la obligación de cobrar ingresos brutos, pero cuando se abren estas discusiones es bueno poner sobre la mesa las necesidades de cada municipio y lo que cada municipio aporta para la provincia también".

Reiteró así que el actual sistema de coparticipación "todavía no es justo" y recordó los antecedentes del último acuerdo, renovado en junio pasado. "Si bien beneficia y era esperado por Rada Tilly, no es la aplicación directa de la Ley, sino un sistema de compensación que se había armado hace ya dos años Por supuesto estamos complacidos de que esto haya salido, pero va a haber discutir a futuro la creación de nuevos índices que contemplen el crecimiento de las poblaciones y tal vez sea necesario incorporar algunos otros mecanismos, realidades de que puedan ser sumados para el cálculo de los índices que no sean solo proporcionales a la población", señaló.

Juncos especificó que con los nuevos índices mencionados se refería a variables como producto bruto geográfico o necesidades básicas insatisfechas. "Hay un montón de condicionantes que se pueden incluir cuando se sanciona una ley de este tipo que tiene que ver con distribuir recursos de provincia entre los municipios", argumentó.

Con su mirada crítica al sistema de reparto, invariable por al menos las últimas tres décadas, Juncos también puso el acento en el esquema de distribución de regalías petroleras, que habilita ironías como que por la extracción petrolera Lago Puelo reciba más fondos que Rada Tilly.

El intendente planteó que la ley actual hace que cada vez que un municipio cambie de categoría pasando de 2ª a 1ª- hace que el porcentaje de ese ingreso que corresponde distribuir en la categoría en cuestión cada vez tenga que repartirse entre más ciudades.

Mientras, el porcentual de los de 2ª cada vez tiene menos destinatarios entre los que repartir los fondos. Dado que esos porcentajes son fijos, por ley, van disminuyendo los índices de participación de los municipios y encierran el paradójico caso mencionado de Lago Puelo, Así, el planteo del intendente radatilense es que la ley debe ser modificada de modo que cuando un municipio asciende a la 1ª categoría pueda llevarse consigo el porcentaje con el que incidía estando en 2ª, para que se mantenga la proporcionalidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico