En coincidencia con la Fiscalía y la Defensa, se anuló el aislamiento del detenido por un crimen

El aislamiento por 15 días que le fuera impuesto a Mauro Fleitas -imputado por el homicidio de Orlando Jurado- fue anulado por el juez de Ejecución Penal luego que el Ministerio Fiscal y la Defensa Pública coincidieran en que la sanción no cumplió los requisitos exigidos por la Ley. Habían hallado un teléfono en su celda.

La audiencia para tratar la sanción que le fuera impuesta a Mauro Fleitas se llevó a cabo el viernes en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y fue presidida por el juez de Ejecución Penal, Alejandro Soñis. El Ministerio Público Fiscal fue representado por la fiscal general, Mónica García, mientras que el imputado fue asistido por el abogado adjunto de la Defensa Pública, Mauro Di Taranto.
En ese contexto el defensor planteó la nulidad de la sanción disciplinaria por afectación del debido proceso y el derecho a defensa de Fleitas y en igual sentido se expresó la representante de Fiscalía, quien sostuvo que le asiste razón a la Defensa y debe nulificarse la sanción por no cumplir con los requisitos exigidos por la Ley que reglamenta la disciplina de los internos.
En un primer momento el defensor solicitó que no se confirme la sanción disciplinaria del jefe de la Comisaría Tercera, consistente en la permanencia en una celda individual por 15 días para Fleitas, por haber infringido la Ley que regula la conducta de las personas privadas de su libertad y explicó que el hecho que motivó las actuaciones ocurrió el 9 de junio, cuando en una requisa a los detenidos y sus pertenencias se le secuestró a Fleitas un teléfono celular recubierto con papel aluminio en su cama.
Por tal motivo fue informado al secretario de la Oficina Judicial y se iniciaron las actuaciones sumariales, para lo cual se tomaron entrevistas y se dio la oportunidad para que el imputado realice su descargo.
Según relató el defensor en la audiencia, el instructor elevó las actuaciones concluyendo que el detenido debe ser sancionado y así fue que el jefe de la dependencia lo sancionó disponiendo su aislamiento.
Por afectación del debido proceso y el derecho a defensa de Fleitas, el defensor requirió la nulidad de la resolución disciplinaria ya que la Ley que reglamenta la disciplina de los internos exige que se debe notificar a un abogado defensor para ser asistido y así ejercer su derecho a descargo.
"Según las Reglas de Mandela, las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos, el alojamiento individual debe ser un sanción excepcional, es decir que para el caso y por ser la primera vez no corresponde”, agregó y de manera subsidiaria planteó que la sanción sea dejada en suspenso por 3 meses.
Por su parte la fiscal sostuvo que el decreto que reglamenta la disciplina de las personas detenidas debe ser analizado en forma restrictiva. Fleitas reconoció que el celular se lo dio un familiar. García también realizó una observación a las actuaciones en el sumario disciplinario instruido, advirtiendo que las actuaciones deben hacerse en horario diurno y coincidió con el planteo del defensor en la falta de notificación del inicio de las actuaciones a la defensa, no al secretario de la Oficina Judicial. Además, indicó que falta también remitir las actuaciones al juez de Ejecución Penal competente, en tiempo y forma. En conclusión la fiscal sostuvo que asiste “razón al defensor en su planteo y que debe nulificarse la sanción” a Fleitas.
Finalmente el juez de Ejecución resolvió nulificar el trámite administrativo y revocó la sanción disciplinaria que se le impuso al imputado porque no se notificó ni a la Defensa Pública, ni al juez de Ejecución Penal de la misma. Como antecedente jurídico para resolver, el juez tomó lo dispuesto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, desde donde se dictaminó que "toda persona debe tener asesoramiento técnico jurídico en una instancia administrativa".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico