En Comodoro hay más de 500 reclamos vigentes por fallas en el funcionamiento de internet

La falta de regulación e inversión en lo que refiere al funcionamiento de internet produce que el Ente Nacional de Comunicaciones reciba en Comodoro Rivadavia un promedio de 80 reclamos mensuales de usuarios que ya agotaron las instancias administrativas para encontrar una solución al desperfecto en el servicio. Así, los reclamos vigentes en su conjunto llegan en la actualidad a alrededor de 500, tan sólo entre dos de las principales compañías prestadoras del servicio en la región.

Mirtha Jara hace dos semanas que no tiene internet en su casa, por esa razón en los últimos días decidió ir a las oficinas de la prestadora del servicio e iniciar un nuevo reclamo. Es que la vecina del barrio Isidro Labrador ya pasó por esta situación y por eso sabe cómo será la operativa: una recepcionista le pedirá que aguarde unos minutos y luego recibirá una llamada en un box cercano a la puerta de ingreso o sino será atendida por un empleado.

La espera es tediosa y Mirtha no es la única que acusa este tipo de problemas. “No tengo internet y no tengo teléfono. Alguien podría decirme cuando me van a dar una solución porque hace más de dos semanas que vengo con este problema y nadie me dice nada”, contó la damnificada al ser consultada por El Patagónico.

“Yo quiero hablar con el gerente porque siempre dicen que me van a llamar o que va ir el técnico y luego no aparece nadie. Yo quiero irme de acá con la seguridad de que voy a tener internet o sino lo voy a tener que dar de baja", agregó, visiblemente enojada en las oficinas de Telefónica, ubicadas en Rawson y Urquiza.

Mirtha, mientras esperaba por realizar el reclamo, contó que contrató el servicio hace dos años, pero que solo ha podido disfrutarlo entre cinco o seis meses a causa de los diferentes problemas que se suscitaron en este tiempo. A esto se suma que solo tiene obtiene respuestas cuando amenaza "que voy a darlo de baja, sino ni aparece el técnico”.

Ella considera que esto "no es justo, que uno pague un servicio y que solo se puede disfrutar pocos días”, se quejó la vecina, que aseguró que para poder ir a realizar el reclamo tuvo que pedir permiso a su jefe.

"Yo sé que hoy no me van a dar una respuesta y seguramente tenga que pedir permiso otra vez o lo tenga que hacer mi esposo. Mi hija va a la Universidad y muchas veces tuvo que pedirle a una compañera que le preste su computadora para que pueda enviar los trabajos por mail. Es una vergüenza que tengamos que molestar a otros cuando nosotros estamos pagando supuestamente por un buen servicio", lamentó la mujer.

Mientras la vecina de zona sur hablaba con El Patagónico, Norma Alegre también llegó a la empresa para dar de baja el servicio. “Yo vivo en Kilómetro 14 y tengo que rogar que no haya viento, llueve o truene para que tenga internet”, contó.

"Los días cuando hay temporal prácticamente tengo que rezar para que pueda tener internet porque es seguro que se corta y estos (la prestadora de servicio) siempre te dicen lo mismo: ‘ya va a ir el técnico’ o ‘es un problema general’. Son unos caraduras, saben que tienen ventaja porque son los únicos que llegan hasta mi domicilio”, criticó, recordando que antes peleaba por el teléfono fijo y ahora lo tiene que hacer por internet.

¿Cómo evalúas tu servicio de I...


UNA MISMA CONEXION PARA DOS SERVICIOS

Lo cierto es que los reclamos de Norma y Mirtha son cotidianos en Comodoro Rivadavia. En el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), que se encuentra en la calle Moreno, entre el Correo Argentino y la Municipalidad, se recibe un promedio de 80 reclamos por mes.

La falta de inversión en materia de comunicación es una de las principales causas, teniendo en cuenta que internet y la telefonía fija, por lo general, utilizan las mismas líneas de cableado y esto produce que una avería afecte a ambos servicios y a la vez tengan menos estabilidad en su funcionamiento.

Así lo explicó el delegado de ENACOM en Comodoro Rivadavia, Tomas Buffa. "La mayoría de las averías que se detectan son por problemas de teléfono fijo, pero en Comodoro no hay una banda ancha que llega a los domicilios por separado, sino que todo pasa a través del mismo tendido de cobre", sostuvo. "A esto hay que sumarle que todos los cables, salvo en el centro, son vía aérea por lo tanto si el viento corta un cable perdiste el teléfono y perdiste internet”, agregó.

El funcionario aseguró que la ciudad carece de inversiones, ya que teniendo en cuenta la cantidad de habitantes y la importancia que tiene en la región no puede tener los cables del servicio de internet en el aire. “Acá deberían estar la mayoría de los cables soterrados y se tendría que poder contar con la 'última milla' (cuando la banda ancha puede ingresar en forma indiviual a una casa) pero no es así. Vos vas a una ciudad grande y los cables están todos bajo tierra y el servicio de fibra óptica te brinda 15 megas”, afirmó Buffa.

En este sentido, el delegado de ENACOM explicó que en cambio "en Comodoro la fibra óptica se conecta con un panel".

"De ahí sale con cables de cobre para los domicilios y se brinda un servicio acorde a lo que hay, por eso se ofrece entre 1,5 y 3 megas. Esto genera que sea más conveniente tener un servicio de telefonía móvil 4G que el servicio de internet convencional, pero también tiene sus fallas por falta de inversión”, detalló.

MAS DE 500 DESPERFECTOS EN DOS EMPRESAS

En Comodoro las empresas que hoy brindan el servicio de internet por cable son Telefónica Argentina y la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL). Movistar y Claro, en tanto, lo proveen por bandas móviles. Mientras que TPP ofrece un servicio satelital.

La única prestadora de servicio que aceptó hablar con este diario fue la SCPL, ya que tanto Telefónica Argentina como TPP no ofrecieron testimonio por una decisión institucional.

La entidad prestadora del servicio de luz y agua comenzó a incursionar en internet en 2008 y en la actualidad posee alrededor de 5.550 usuarios de los barrios Centro, La Loma, Industrial, Parque Industrial, Rada Tilly, Kilometro 5 y Standart. También alcanza a una porción del Jorge Newbery y Las Flores.

Según informaron desde la SCPL y ratificaron desde ENACOM, su servicio prácticamente no registra reclamos. El secreto según explicó Javier Flores, gerente a cargo de Telefonía e Internet, está en ofrecer un producto con el que se puede cumplir ya que su expansión por los diferentes barrios se realiza paulatinamente y hoy está limitada a una cantidad de sectores.

Otra de las características que permite que la SCPL no aqueje numerosos reclamos en su contra se basa en el tipo de conexión. “La red troncal con la cual nosotros contamos es siempre en fibra óptica. En algunos barrios es de cobre pero es una red muy moderna y está preparada para dar internet porque fueron preparadas para dar este servicio”, explicó Flores.

En ese sentido, sostuvo que los problemas con las líneas de cobre comienzan cuando a las redes telefónicas se les incorpora el servicio de internet, lo que genera que el producto pierda estabilidad y se produzcan las averías.

“A estas líneas les pusieron internet a la fuerza entonces no están adaptadas para cubrir esta necesidad. Nuestra red de cobre sí está preparada porque fueron instaladas posterior al 2008 lo que nos brinda la seguridad para poder ofrecer un producto que puede alcanzar hasta 10 megas de velocidad garantizado”, detalló.

Más allá de que Telefónica Argentina y TPP optaron por no dar declaraciones, El Patagónico accedió a datos oficiales que indican que la empresa de capitales españoles en la actualidad registra un total de 400 fallas en toda la ciudad, mientras que TPP contabiliza cerca de 100 desperfectos. La SCPL, por su parte, no recibió quejas, indica la información a la que accedió este diario.

En ese sentido, Roberto Arias, titular de la oficina del Defensa del Consumidor de Comodoro Rivadavia, confirmó que a la dependencia municipal llegan “muchos reclamos contra TPP porque venden un servicio más barato, pero no alcanza a llegar a todos los barrios como ellos dicen que pueden llegar. Entonces mucha gente viene y pide un resarcimiento económico o en el mayor de los casos piden que se dé por finalizado el contrato”.

Diferente es lo que sucede en ENACOM, donde "la gran mayoría de los expedientes pasa por obtener un resarcimiento económico, porque los usuarios pasan entre cinco o seis días como mínimo sin contar con el servicio”, explicó Buffa.

Lo cierto es que esta situación es habitual en Comodoro Rivadavia, ciudad que pese a su crecimiento y su potencial económico para toda la región, en la segunda década del siglo XXI no cuenta con un servicio de internet eficiente, al igual que sucede con otros servicios públicos que afectan a quienes pagan por ellos.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico