En Comodoro la gente camina por la calle

Veredas estrechas, en mal estado, animales sueltos, falta de escaleras y rampas conviertieron al comodorense en peatones extremos, que se arriesgan a caminar por las calles para poder evitar todos estos problemas, que se acrecientan si alguna persona sufre de alguna incapacidad física.

Comodoro Rivadavia es una ciudad difícil para los peatones ya que sufren diversas dificultades a la hora de transitar las veredas de la ciudad. En el Centro de la ciudad las baldosas levantadas o flojas son una constante, además de las que están en eterna reparación, todo esto se acrecienta cuando el centro de la ciudad con sus veredas pequeñas se ve desbordado de gente, haciendo imposible usar la vereda y las calles van sumando transeúntes que se arriesgan ante el paso de colectivos y autos que andan a alta velocidad.

En el interior de la ciudad el problema se multiplica ya que sumado a las roturas se presentan en las veredas de las casas, perros sueltos que por la irresponsabilidad de sus dueños asustan y atacan a los vecinos que deciden una vez más utilizar la "seguridad" de la calle asfaltada o de tierra, arriesgándose una vez más a los peligros que esto puede suscitar.

La misma diputada provincial Viviana Navarro confesó el año pasado a los amigos de Pablo Riera, joven que tuvo un accidente que lo dejó en silla de ruedas, mientras realizaban la venta de rifas para costear un tratamiento en Buenos Aires que "me imagino lo difícil que debe ser para su amigo vivir en Comodoro, el otro día iba caminando por el Pueyrredón y me doblé el tobillo por lo mal que están las veredas".

El comentario de la entonces concejal trae a puerta lo imposible que se hace para las personas que sufren de alguna incapacidad física circular por la ciudad, que presenta en numerosas ocasiones escaleras sin su debida rampa o la nula presencia de las mismas en lugares que ya a esta altura debieran contar con este tipo de accesos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico