En Comodoro los gremios también se sumaron al paro convocado por ATE

Empleados estatales que reconocen la intervención de Guillermo Quiroga en la provincia, encabezaron el paro en repudio de los despidos del gobierno de Mauricio Macri y del protocolo antipiquetes al que adhirió Chubut. Las CTA Autónoma y De los trabajadores, la CGT Saúl Ubaldini y los gremios de Municipales Jerárquicos, Judiciales, Prensa, Aeronáuticos y otros movimientos políticos, acompañaron la manifestación.

Todo parece indicar que la plaza de la Escuela 83 será el escenario de las manifestaciones gremiales contra los ajustes, recortes y diversas medidas que atentan contra los derechos laborales de los argentinos desde que asumió Mauricio Macri.
Ya en diciembre, cuando se avanzó contra la Ley de Medios, la plaza de España y San Martín fue el escenario elegido para rechazar la política del líder del Pro. Ayer este espacio volvió a ser el epicentro de un reclamo. Esta vez en repudio de los despidos por parte del Gobierno nacional y del protocolo antipiquetes al que adhirió el gobierno de Mario Das Neves.
La convocatoria fue anunciada por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) a nivel nacional y en Chubut dividió las aguas entre quienes reconocen a Guillermo Quiroga como interventor provincial y los que apoyan el reclamo de Edgardo Hompanera, que denunció fraude en los últimos comicios del gremio.
Por eso en la plaza estuvieron quienes reconocen a Quiroga, y también aquellos trabajadores que se habrían animado a asistir más allá de los planteos de la otra rama sindical, desde donde señalaron que no era legal el paro.
Cerca de las 12 comenzaron a llegar los primeros trabajadores, muchos de ellos con banderas y sus pecheras a ATE. Alrededor de las 13 ya estaban representadas varias instituciones, entre ellas las CTA Autónoma y De los trabajadores, la CTG Saúl Ubaldini, y los gremios de Municipales Jerárquicos, Judiciales, Prensa y Aeronáuticos, además de otros movimientos políticos como el MST, Democracia Obrera y el Movimiento de Trabajadores Barrial.
El diputado por el Frente Para la Victoria, Gustavo Fita, y referente de la CGT, fue el primero en hablar, para convocar a la unidad de los trabajadores; la defensa de sus derechos y el rechazo al protocolo antipiquetes.

EL AJUSTE EN CASA
Luego llegó el turno de Juan Carlos Ovando, de la CTA De los trabajadores, quien señaló que es momento de que el pueblo trabajador comience a levantarse. "Cada puesto de trabajo vale. No importan el pensamiento político o creencia", dijo, destacando la convocatoria como un paso fundamental para lograr la unidad que pregona Fita.
Por su parte Roberto Astete, representante del personal Jerárquico Municipal, manifestó que no se pueden "tolerar despidos encubiertos" bajo la denuncia de ñoquis y llamó a sus pares a "reflexionar sobre el rol que nos toca como empleados públicos", apuntando contra los políticos, a quienes llamó a comprometerse con el Estado y dejar de lado el "amiguismo" al momento de contratar personal.
En tanto, el vocero de los judiciales, José Luis Ronconi, denunció que el martes en la Comarca Andina una delegada fue demorada por Gendarmería luego de que les notificara de la convocatoria que iban a realizar sobre la Ruta 40.
En la asamblea estuvieron presentes representantes de la Asociación de Docentes Universitarios (ADU) ques adquirieron al reclamo y repudiaron los cambios de criterio que impuso este Gobierno para el envío de fondos a las universidades, que significó un recorte de casi 5.000.000 para la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.
En tanto, el concejal Nicolás Caridi (FpV) resaltó la detención en Jujuy de la militante social Milagro Sala y dijo que se buscará emitir una expresión de deseos para poner en valor al empleado público. "Ser militante no tiene que ver con ser trabajador o no. No nos traguemos ese cuento que sólo los militantes de tal agrupación van a ser despedidos", dijo.
La titular del Sindicato de Prensa, Mónica Baeza, recordó la defensa de la Ley de Medios que se realizó en diciembre cuando se vaticinó lo que iba a venir.
Finalmente Sergio Bellido, referente de ATE a nivel local, resaltó que "viene un gobierno nacional con una agenda llena de ajustes y pretende que nosotros los trabajadores los paguemos. En Comodoro la canasta básica es de 27.000 pesos. Hoy los auxiliares docentes estamos sobreviviendo y no podemos vivir como otros sectores".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico