En Comodoro se cancelaron dos vuelos por los conflictos aeronáuticos de ayer

En el Aeropuerto Mosconi se cancelaron ayer dos vuelos. El primero, de LATAM, debía despegar a las 4:10 pero fue suspendido por el paro de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas. Mientras que la segunda operación de Aerolíneas Argentinas, debía despegar a las 12:10 y fue cancelada por el conflicto de Unión de Personal Superior Aeronáutico y Asociación del Personal Aeronáutico. Las demoras pusieron en riesgo el partido de básquetbol Gimnasia-Quilmes.

Primero fueron los pilotos, luego los trabajadores aeronáuticos. Ayer el sistema aeroportuario de todo el país se vio afectado por las medidas de fuerza que impulsaron los tres gremios de trabajadores del aire.
La medida afectó el tránsito de más de 8.000 pasajeros, incluyendo a quienes debían partir en los dos únicos vuelos que fueron cancelados en el Aeropuerto Mosconi de Comodoro Rivadavia.
Según confirmaron fuentes oficiales de la estación aérea, la primera operación suspendida fue el vuelo 4429 de LATAM Airlines, la compañía que se gestó de la fusión de la aerolínea chilena LAN y la compañía brasileña TAM Líneas Aéreas.
El vuelo debía salir a las 4:10, pero fue cancelado por el paro que ejecutó APLA (Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas) ante incumplimientos en el Convenio Colectivo de Trabajo.
Tras esta primera suspensión, el primer vuelo matutino de Aerolíneas Argentinas llegó a horario. Sin embargo, su regreso se vio demorado.
Posteriormente, por el conflicto de los gremios UPSA (Unión de Personal Superior Aeronáutico) y APA (Asociación del Personal Aeronáutico) que piden la apertura de paritarias, fue suspendido el vuelo 1831 que debía despegar a las 12:10.

BASQUETBOLISTAS EN APUROS
A esa hora, para alivio de los pasajeros que vieron sus vuelos cancelados y demorados, el Ministerio de Trabajo de la Nación ya había dictado la conciliación obligatoria en ambos conflictos, y se aguardaba la reprogramación de todas las operaciones. Así antes de las 13, despegó el primer avión desde Buenos Aires con destino Ushuaia, y lentamente comenzaron a reprogramarse los vuelos.
En Comodoro la primera operación se efectuó a las 17:57, cuando llegó de Buenos Aires un vuelo de Aerolíneas Argentinas que más tarde despegaría con destino a Neuquén y Córdoba.
En esa nave arribó el plantel de Quilmes de Mar del Plata, que estuvo varado durante más de seis horas en el Aeroparque Metropolitano, y en horas de la noche enfrentó a Gimnasia y Esgrima por la Liga Nacional de Básquetbol.
La preocupación por la llegada del plantel fue tal, que incluso algunos jugadores aseguraron que se vendarían en la estación aérea, pensando que llegarían con las horas contadas, tal como les sucedió a muchos de los más de 8.000 pasajeros que fueron afectados en todo el país por casi 60 vuelos que se vieron perjudicados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico