En Comodoro se restringe la venta de aceites

Hasta que se firme el acuerdo entre la Cámara de Empresas Aceiteras y el Gobierno Nacional se protege el stock con la venta limitada por persona. Además se advierte que, de concretarse un incremento, sería del 30% y alcanzaría solo al 20% de los productos que se insertan en el mercado.

El anuncio de la Federación de Aceiteros sobre el incremento del 300% del aceite en góndola generó un cierre de la venta a supermercadistas que se traduce en el faltante del producto en góndola o, en su defecto, en la venta por goteo.

Esta tarde en la cadena de supermercados patagónicos La Anónima la ausencia total de aceite preocupó a los vecinos que pretendían adelantarse a la suba. Además allí se procedió a restringir la venta a dos botellas por persona.

La palabra "desabastecimiento" en cualquier rubro genera una ola de consumo que termina afectando a los mismos usuarios. Por esta causa, en algunos casos se avanza en la "protección del stock", explicó el propietario de La Proveeduría. En este supermercado igual se avanzó en la venta de dos botellas por persona "con la intención que por la paranoia de algunos otros clientes no se queden sin el producto". No obstante, hoy había aceites en las góndolas de todas sus sucursales.

Cabe señalar que la cadena de restricción no parte de los mismos supermercados locales ni regionales, sino desde los productores nacionales. "A nosotros nos cierran el grifo con los pedidos, pedimos 100 cajas de aceite y nos dicen que nos pueden mandar 40", eso genera "esa suerte de desabastecimiento que no es tal".

La Cámara de Empresas Aceiteras (CIARA), frente a la psicosis que se generó con el tema, aclaró que el aumento en caso de hacerse efectivo solo llegaría al 30% no al 300% como se dijo. Además no alcanzaría a todos los aceites sino al 20% del mercado.

NEGOCIACIONES

En las próximas horas, se espera que haya alguna novedad en el orden nacional sobre el tema, desde la cámara de aceiteros le reclaman al gobierno nacional que mantenga el fideicomiso que desde el año 2008 a través de un subsidio, permite mantener el precio del producto. Desde el Ministerio de Producción, Ignacio Werner, ratificó que al día de hoy el fideicomiso se mantiene. Y reconoció que se sostiene : "el objetivo de cuidar el poder adquisitivo de los consumidores y al mismo tiempo normalizar el mercado del aceite, que tiene un rol fundamental en la sociedad, asegurando miles de fuentes de trabajo a lo largo de una cadena de valor que va del campo a la mesa de los consumidores".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico