En Comodoro también pidieron la libertad de Belén

La chica está presa en Tucumán con pruebas poco sólidas de homicidio por un aborto espontáneo en un hospital. A nivel local, la convocatoria sirvió para concientizar sobre los casos de la región vinculados a violencia de género y derechos vulnerados de las mujeres.

La consigna fue "Libertad por Belén", la chica encarcelada por un aborto espontáneo en el Hospital Avellaneda de Tucumán en 2014 y condenada por el delito de homicidio. La Plaza 83 reunió a la Multisectorial de la Mujer y organizaciones sociales, en el marco de la convocatoria a la marcha nacional por este caso.
En San Miguel de Tucumán la marcha fue hasta el palacio de Tribunales donde la Corte de esa provincia debe definir si anula el juicio y libera a Belén. Todas las pruebas acusatorias vienen de un feto -del cual solamente se conserva una fotografía- encontrado después de que la chica pidiera atención en el hospital por los dolores que tenía, y sin un examen de ADN.
"Quieren darle un escarmiento a todo el movimiento de mujeres que luchamos por el derecho al aborto", añadió Gabriela Coen en diálogo con El Patagónico. "Desde la campaña nacional por la legalización del aborto, seguimos pidiendo aborto legal para no morir; anticonceptivos gratis para no abortar", acotó.
"A Belén la tienen presa por ser pobre, después de haberla condenado sin hacerle conexión con el feto que encontraron y que ahora no está. Ella está presa hace más de 900 días. Y no es un hecho aislado, sino que es darle un ejemplo a las mujeres que quieren decidir sobre sus cuerpos", afirmó Coen, referente de la organización local.
Por su parte, Magaly Soyanoff señaló que el de Belén es un caso testigo en el marco de la campaña por el aborto legal. Además, recordó el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo que no fue tratado con el gobierno anterior y que tiene dificultades con el actual.
"La abogada defensora de ella integra el Movimiento de Católicas por el Derecho a Decidir; por lo tanto hay sectores de la Iglesia que son los que pisan más fuerte cuando de discutir la ley de trata, que está a favor", apuntó Stoyanoff a este medio.
Belén llegó al hospital en San Miguel de Tucumán por dolores estomacales que fueron tratados con calmantes. Luego tuvo una hemorragia y los médicos dijeron que fue un aborto espontáneo y al poco tiempo le dieron el alta médica. Ese día la trasladaron al penal Santa Ester donde está presa desde hace más de 900 días.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico