En el automóvil secuestrado había actas de infracción rotas

El Volkswagen Gol Trend en el que se movilizaban los sospechosos fue secuestrado por la policía ante la presencia de un testigo. Se lo precintó y se lo llevó al patio de la Seccional Tercera mientras los presuntos autores eran trasladados en calidad de detenidos a esa comisaría.
Como las víctimas relataron que quienes los extorsionaron decían ser de agentes de la Brigada de Investigaciones, la requisa no la iba a hacer en un principio la policía por una cuestión legal.
Sin embargo, luego de comprobadas las identidades de los sospechosos, la Fiscalía solicitó al juez Mariano Nicosia la requisa del vehículo. Los dos actos fueron realizados por policías con testigos civiles. En el interior del auto se secuestraron 10 mil pesos, licencias de terceros y talonarios de infracción rotos en el interior de una bolsa.
Además, entre las pertenencias de Mauro Cárdenas la policía halló 9.478 pesos y documentación de terceros, una linterna picana y un equipo de comunicaciones. Mientras que a Garbarino le incautaron 7.310 pesos, un bastón extensible y licencias de terceros.
La Fiscalía presume que existen más víctimas tanto por la presencia de documentación como por la cantidad de dinero hallada, que supera a la especificada por los denunciantes. Entre otros elementos, se encontró una cédula a nombre de un hombre de nacionalidad boliviana.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico