En el barrio Pueyrredón ahora pelean con el agua que brota desde el asfalto

Habitantes de la avenida Chile al 500 reclaman que hace varios días comenzó a brotar agua del asfalto. Temen que tras el temporal esa avería genere nuevos inconvenientes en las casas. Señalan que personal de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada ni del municipio se acercaron a observar el problema.

Juan Parra es el propietario de la radio Cielo 88.7, que se encuentra ubicada sobre Chile 545, del barrio Pueyrredón. Se para en la puerta de su local y no puede creer la gran cantidad de agua que sale debajo del asfalto. "Esto lleva así desde el temporal y nunca vino nadie. Estamos solos desde el primer día y esto parece no tener solución", lamentó.
El problema de Parra y de todos los vecinos del sector es que la gran cantidad de agua genera que los terrenos comenzarán a ceder y se evidencian grietas en sus domicilios. "Calculamos que las paredes empezaron a rajarse por la gran cantidad de agua que hay acá. Imaginate que tuvimos agua durante 30 días y cuando lograron sacar todo, empezó a salir agua de ahí abajo (el asfalto)", sostuvo.
El damnificado manifestó que el paso de agua en el sector era constante, pero se empezó a intensificar en los últimos días. "Uno no se daba cuenta que salía agua de abajo del asfalto porque corría agua todo el día, pero era mínimo. Ahora es increíble cómo sale porque parece que alguien dejara la canilla abierta y se fuera. Es increíble esto", insistió.
Graficó que el agua que sale no es potable sino agua servida de las cloacas ya que en determinados momentos del día el olor es insoportable. "Hay veces que no podés abrir la puerta porque el olor que hay acá es insoportable. Es parecido a cuando sacaban la tierra que había juntado acá pero peor", sostuvo.

SIN RESPUESTAS

Parra también lamentó que ni la Sociedad Cooperativa Popular Limitada ni el municipio se acercaron a observar el problema en el sector. "Llamás a la cooperativa, pero solamente te toman el número de reclamo. Son impresentables. En la Municipalidad son igual de inoperantes. Hasta llamé a (el secretario de Obras Públicas, Abel) Boyero para ver si tiene la dignidad de aparecer por acá, pero no contestó el teléfono", cuestionó.
"No vino nadie de la Municipalidad. Ni siquiera vinieron los censistas que dicen que iban a recorrer la ciudad para ver los problemas que tenía la gente. No vino nadie. Son un chiste", agregó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico