En el Concejo hubo proyectos muy publicitados que nunca llegaron al recinto en 2015

La regulación de uso de la pirotecnia es una de las ordenanzas que encabeza el "ranking" de proyectos pendientes en el Concejo Deliberante. Voluntarios sin Banderas es la agrupación proteccionista que había impulsado el tratamiento fallido de una ordenanza en defensa de los derechos del animal, y avanzó en el reclamo durante varios meses, reuniones con concejales en el medio, para finalmente ver culminar el año sin la sanción perseguida.

El primer debate se había dado en torno a si el objetivo sería la prohibición total o la regulación del uso en la ciudad. Con el Concejo concentrado en esta última opción, se esperaba que culminando octubre llegara a recinto, cosa que no sucedió. Mientras el proyecto regularía el uso de los fuegos de artificio entre los permitidos para el uso “doméstico” y los vinculados a espectáculos que requerirían la operación de parte de personal idóneo, desde el Legislativo municipal se informó que se aguardaba información precisa de la cámara que agrupa a los vendedores del rubro, aunque a pesar del compromiso nunca se formalizó su ingreso.
Mientras tanto, varias ciudades de la provincia habían avanzado en las semanas previas a fin de año en la prohibición lisa y llana, como el caso de Trelew, donde los camiones de venta de petardos se instalaban a metros del acceso al ejido, y se evalúa avanzar en algún tipo de norma de aplicación comarcal.

CODIGO DE DESARROLLO URBANO
Si bien no se trata de un proyecto originado en 2015, dado que de hecho y a pesar de modificaciones posteriores su presentación original es de 2009, durante la gestión municipal de Martín Buzzi, en setiembre se había anunciado el inminente paso por el recinto para darle finalmente fuerza de ordenanza al Código de Desarrollo Urbano. Llegó la sesión marco y el proyecto no fue parte del orden del día ya que según se argumentó desde el oficialismo, era necesario compatibilizar una serie de normas de forma previa, como por ejemplo el cambio de uso de suelo de algunos sectores de la ciudad.
El objetivo central del proyecto, cuyo tratamiento como se indicó está pendiente desde 2009, es regular y prever el crecimiento y desarrollo de la ciudad, conteniendo los lineamientos que reconduzcan el caótico cuadro de ordenamiento actual, diferenciando áreas residenciales, de las industriales o rurales, con sus correspondientes reservas de servicios y previsiones en la traza y circulación, incluyendo por ejemplo el camino de circunvalación.
Una de las modificaciones de mayor importancia efectuadas en esta última etapa es la que tiene por objetivo generar un área industrial en la zona norte del ejido local. También se definió mantener las dimensiones originales de los lotes que dan forman al Cordón Forestal, descartándose definitivamente la intención de subdividirlos. Además, y en torno a políticas de desarrollo sustentable de Comodoro, la nueva ordenanza se propone fortalecer el modelo multipolar de ciudad, mediante el sistema de atractores socio-económicos y culturales, y también se compromete a privilegiar el desarrollo local y la más plena accesibilidad a los servicios y equipamientos de la ciudad, facilitando el acceso a la vivienda, la infraestructura urbana, el transporte y los servicios públicos, con una proyección a las próximas décadas.

EL BOTON ANTIPANICO
En marzo de 2015 el inicio del período ordinario de sesiones se había inaugurado con la intención de impulsar mediante ordenanza la implementación del botón antipánico como herramienta para contribuir a la seguridad comunal, orientado específicamente a los casos de violencia doméstica.
El proyecto había sido impulsado por Viviana Almirón (Chubut Somos Todos) y su debate en comisión incluyó reuniones con representantes de la Defensoría del Pueblo, Fiscalía, Policía Comunitaria, Comisaría de la Mujer, el Rotary Club e integrantes del programa municipal La Casa, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Humano y familia.
Para su aplicación, se preveía además que el Ejecutivo municipal articule el sistema a través de la Secretaría municipal de Seguridad, junto a la creación de un Registro de Familias en Alerta y la entrega de un botón antipánico para las personas que sean víctimas en casos judicializados.
De esa forma, cada hombre, mujer, niño o adulto mayor que atraviese una situación de violencia doméstica, podría acceder al sistema de alarma, distribuido por el municipio, que emitiría la señal al centro de monitoreo o dependencia policial que intervendría en el hecho.

LA REGULACION DE DRONES
Durante 2015 entró en vigencia la resolución 527/2015, que regula el funcionamiento y las obligaciones que deberán cumplir quienes operen drones. Si bien y en función de los riesgos asociados a su uso, existe legislación vigente en varios países, la resolución marco a nivel nacional entró en vigencia en noviembre.
Para esa fecha, Viviana Navarro (FpV) ya había anticipado su intención de avanzar con una ordenanza de aplicación en el ejido, y aunque llegó a esbozar un anteproyecto, se había pedido información concreta a la sede local de ANAC que nunca fue recibida, dado que parte fundamental del proyecto requería de las cuestiones técnicas para poder regular en los aspectos que si son de alcance municipal, lo que sería la ordenanza de drones nunca superó el estadio de borrador.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico