En el Hospital Alvear hay hasta dos meses de demora para ser atendido por el médico

Ante la consulta de El Patagónico, el director del nosocomio, Javier Cáceres, reconoció la demora, luego de que un mes y medio atrás se decidiera cambiar el sistema, dejando atrás las largas filas que debían hacerse en la madrugada para obtener turnos una vez al mes. "El problema es la relación de oferta y demanda, entonces se da turno con mucha anticipación o se obliga a hacer como se hacía antes que me parece nefasto", señaló el profesional.

Sacar un turno para atenderse en el Hospital Alvear no es algo sencillo. Hasta hace un poco más de un mes, los adultos mayores que querían sacar un turno para hacerse atender en ese nosocomio debían hacer largas filas, generalmente desde la madrugada, y aprovechar esa única jornada donde se iban emitir.
En el último mes y medio esto cambió. Ahora la emisión se realiza de lunes a viernes en horario administrativo. Sin embargo, también se modificó la problemática, ya que la cruentas, incomodas y frías filas, se cambiaron por la extensa demora en la atención, con turnos que pueden hacerse esperar hasta dos meses.
Ayer un equipo de El Patagónico consultó al director del nosocomio, Javier Cáceres, sobre esta problemática. El profesional aceptó la demora y planteó que la problemática es como la teoría del "huevo o la gallina": "el problema en realidad no es si se dan turnos el último día hábil del mes o si se da en forma libre, el problema es la relación de oferta y demanda, entonces se da turno con mucha anticipación o se obliga a hacer como se hacía antes que me parece nefasto, que vengan a las cuatro de la mañana para que obtengan un turno", resumió.
Según admitió Cáceres, la realidad del nosocomio produce que hoy se puedan obtener turnos recién para junio o julio, principalmente para los médicos de cabecera y traumatología.
"Es un tema que también tiene que ver PAMI, estos pacientes son atendidos por profesionales que trabajan para el PAMI, nosotros le ofrecemos el lugar, el personal administrado, y ellos lo saben", señaló.
"De todas formas el otro sistema era peor, la ley de la selva, con cientos de personas acá. Era un sistema completamente injusto para aquellos que no tenían quien los traiga o no podían venir. Había una cantidad de gente infernal, abuelos apiñados, una locura, pero el tema es que ahora hay algunos que tienen turnos para mayo, junio y julio", agregó.
Otras fuentes consultadas por este medio defendieron el anterior sistema, ya que a pesar de que se debían realizar largas filas, permitía que haya una atención más próxima y también trabajar con sobre turnos, ante la posible ausencia de un profesional, que hoy significaría para quien esperó dos meses esperar otro tiempo así de prolongado.
Sin embargo, más allá del sistema, lo cierto es que hoy la atención de los adultos mayores sigue teniendo falencias y demoras, en un sector donde el tiempo apremia y las enfermedades son una constante.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico