En el juicio a Lamonega reconocen el silenciador

El hombre que fabricó el silenciador que habría sido utilizado para asesinar a Marisa Santos y a sus hijos, Victoria y Lucas, reconoció el objeto rescatado del canal de riego 5, donde fue visto Claudio Lamonega el día en que se perpetraron los crímenes. Mientras, Rubén Santos dijo que no le gustaba cómo el imputado trataba a sus nietos.

Ayer se inició la segunda semana de audiencias en el juicio oral y público que se desarrolla en Sarmiento contra Claudio Lamonega (50), único imputado por los homicidios de su pareja Marisa Santos (48) y de los hijos de la mujer, Victoria (17) y Lucas Ramis (15), ocurridos el 23 de noviembre del año pasado.
La jornada del debate fue compleja y se extendió hasta casi las 16, con la declaración de testigos que se refirieron a diferentes pericias que se realizaron en torno al triple crimen, y también a algunos de los objetos secuestrados durante la investigación.
El testimonio más relevante de la jornada fue el del hombre que fabricó el silenciador que se habría utilizado en el homicidio, según se entiende a partir de las pericias balísticas realizadas en el lugar del hecho y los indicios que ubican a Lamonega en donde fue encontrado el artefacto tras un rastrillaje que incluyó la labor de perros de la División Canes.
El experto en armas reconoció el silenciador como el mismo que había fabricado hace diez años para el padrastro de Lamonega. Explicó su trabajo, el sonido que realiza el mismo y también confirmó que fue hecho para una pistola Saurio calibre 22, con la que repelería la invasión de perros y gatos que atacaban a los conejos que tenía en el patio.
En esta octava jornada también brindaron su testimonio otros testigos que actuaron en el secuestro del silenciador encontrado en el canal de riego N° 5, donde fue visto Lamonega el mismo día en que se produjeron los crímenes.
Ellos reconocieron el mismo, tal como sucedió con el padre de Marisa, Rubén Santos, a quien Lamonega le habría mostrado el silenciador hace tres años. Esta declaración se pudo ver a través de un video en el cual brindó su testimonio a pocos días de ocurridos los asesinatos, en el marco de un anticipo jurisdiccional de prueba.
El hombre describió a Lamonega como una persona que tenía reacciones extrañas, como cuando en el medio de reuniones familiares, en el quincho, solía tirarse al piso y levantar los brazos. También destacó que el acusado tenía una mala forma de dirigirse hacia Lucas y Victoria, mediante un lenguaje no apropiado para jóvenes de esa edad. "Nunca me gustó cómo Lamonega maltrataba verbalmente a mis nietos y por eso no visitaba la casa de Marisa cuando él estaba", dijo.
"Solo yo sé el sacrificio que hice por mi hija, de tener que soportarlo en cumpleaños y fiestas familiares", agregó. Reconoció también el silenciador como el elemento que el propio imputado le mostró tres años atrás.

ULTIMAS
COMUNICACIONES
En la audiencia también prestaron declaración quienes participaron de una requisa a la camioneta del imputado donde encontraron una vaina calibre 22 y una micromemoria, que pertenecía al teléfono de Marisa Santos, el cual fue encontrado en el mismo canal de riego donde se halló el silenciador.
Además brindó su testimonio un integrante del equipo técnico interdisciplinario de la Procuración General que realizó las pericias sobre los equipos móviles de las víctimas. El experto estableció los horarios de los últimos mensajes. Confirmó que Victoria envió su última comunicación a las 2:16 de ese domingo 23 de noviembre, mientras que Lucas lo había hecho una hora antes de la medianoche del sábado 22.
También se refirió a los trabajos realizados sobre el teléfono de Lamonega, en el cual se pudo constatar que alrededor de las 18 de ese domingo 23 realizó múltiples llamadas a las víctimas, aunque solo una se extendió hasta la activación de la casilla de mensajes, según se confirmó.
Hoy continuará el debate con otros siete testigos que declararán en torno a la relación que mantenían Santos y los adolescentes con Lamonega. También brindará su testimonio la perito de Criminalística, Cintia Alfonso, para entrar ya en la etapa final de las declaraciones que culminarán el viernes, luego de que mañana declaren Tania y Silvia, y el jueves Daniela, todas ellas hermanas de Marisa Santos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico