En el Pueyrredón un mercado destruido por las inundaciones se convirtió en centro de ayuda

El diluvio de abril obligó a cerrar un pequeño mercado sobre la avenida Constituyentes al 500. Sin embargo, la propietaria del inmueble decidió cederlo para que funcione como centro de asistencia. El espacio es coordinado por dos vecinas del barrio que a diario entregan alimentos, agua, ropa y artículos de limpieza a los habitantes del sector. Mañana habrá una jornada de vacunación y entrega de medicamentos a cargo de la Secretaría de Salud.

La avenida Constituyentes, entre La Razón y Chile, fue uno de los sectores más afectados del barrio Pueyrredón por el temporal que cayó entre el 29 de marzo y el 8 de abril. La calle La Razón se convirtió en un río, mientras el diluvio hacia estragos y el agua acumulada entraba adentro de comercios y viviendas, causando graves y cuantiosos daños.
Algunos comercios ya volvieron a abrir sus puertas; otros en cambio cerraron sus puertas para siempre. Este es el caso de un mercado de barrio que funcionaba en Constituyentes al 570, donde una familia alquilaba un local. El recinto sufrió la fuerza del agua y los comerciantes tuvieron que bajar las persianas.
Así, ellos se quedaron sin comercio y la propietaria del inmueble sin inquilinos. Sin embargo, lejos de cualquier actitud individualista, la vecina decidió cederlo para la apertura de un Centro de Donaciones y Asistencia que anteriormente funcionaba en un salón de gimnasia artística al que accedieron de la misma forma.
Allí Rosana Cruz y Lorena Nova, dos habitantes del sector, cada día atienden a damnificados que van en busca de agua potable, alimentos, ropa o artículos de limpieza.
Rosana explicó que las donaciones están destinadas a todos los habitantes del barrio. Por esta razón, deben presentarse con el Documento Nacional de Identidad de 9 a 12. "Queremos que venga la gente que realmente lo necesita. Le damos la prioridad a la gente del barrio, pero es indistinto; le hemos dado ropa a vecinos del barrio Moure, a vecinos de las 1008 y también hicimos entrega de agua a otros vecinos sin ser del barrio Pueyrredón", sostuvo Rosana.
Lorena, en tanto, aseguró que en un mes de trabajo ya asistieron a cerca de 200 familias. Es que las vecinas en una planilla asientan cada una de las donaciones y a sus beneficiarios con el objetivo de tener un mejor control y otorgar mayor transparencia en el trabajo que realizan.
Por supuesto el lugar también está abierto a recibir nuevas donaciones, ya que la gente sigue solicitando algunos productos. “En estos momentos lo que la gente más pide son elementos de limpieza y desinfección. Se piden algunos alimentos todavía y en su momento pidieron muchos colchones y frazadas porque en las casas el agua superó la altura de las camas. Además se pide muchísima agua porque sale un poco turbia”, explicó.

ASISTENCIA SANITARIA

El improvisado Centro de Donaciones y Asistencia ayer también fue el lugar elegido para brindar asistencia médica en prevención y promoción con entrega de medicamentos y vacunación. La actividad contó con la presencia del subsecretario municipal de Salud, Carlos Catalá, quien estuvo acompañado por Gabriela Parra y equipo.
“Mucha gente se vino a vacunar, a completar la medicación que había empezado y en la cual le faltaban pastillas. También queremos hacer de nexo para la gente del barrio y ver qué problemáticas surgen. Por ejemplo un caso puntual: una mamá me dijo que un nene está soñando con la inundación y demás, y que perdió interés en el colegio y el deporte que está practicando. Entonces nosotros tenemos los psicólogos nuestros haciendo territorio, así que nos sirve para que la psicóloga pueda hacer contacto con esta mamá para ver qué está necesitando este chico”, contó.
Para continuar asistiendo a los habitantes del sector, mañana se realizará una nueva actividad sanitaria en ese centro. Tendrá lugar a partir de las 10 con vacunación, entrega de medicación y pedidos para quien lo requiera. Luego el equipo recorrerá el barrio y a las 13 volverá al centro para continuar el trabajo, confirmó Catalá.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico