En El Tordillo empezó la cuenta regresiva

Decenas de trabajadores permanecen en el yacimiento El Tordillo esperando las novedades desde Buenos Aires. Hoy en asamblea se decidirán los pasos a seguir en caso de no haber respuestas favorables.

El humo negro producto de la quema de neumáticos tiñe el cielo sobre la ruta Nacional 26, y se ve de lejos, marcando el epicentro del conflicto. En el ingreso al yacimiento El Tordillo, los neumáticos hechos fuego son la postal de la semana y solo un par de parlantes conectados a un generador, además de un conjunto de parrillas que nunca se quedan sin brasas, le ponen un poco de calor a estos fríos días patagónicos donde la defensa es nada más y nada menos que el trabajo.

Ayer en el yacimiento que opera Tecpetrol, operadora que anunció más de 240 despidos, los trabajadores esperaron las novedades que llegaron de Buenos Aires, donde en horas de la tarde hubo diversas reuniones en torno al conflicto. A esa hora, la postura era una sola: defender los puestos laborales hasta las últimas consecuencias.

tordillo viernes.jpg
Foto: Jua, vía WhatsApp.<br>
Foto: Jua, vía WhatsApp.


En el ingreso al yacimiento, trabajadores de distintas empresas –YPF, Otero, San Antonio Internacional, MI, Petrosar- en grupo pasaban las horas. Mientras tanto, una camioneta de Gendarmería estaba apostada en la curva previa en sentido norte, mientras otro móvil de la empresa ESPE vigilaba el ingreso a la zona petrolífera.

En el interior del yacimiento, a 20 kilómetros del ingreso, todo era distinto y más de 80 trabajadores de diversas empresas, pero principalmente de Burgwardt, la que habría tenido mayor cantidad de despidos, aguardaban novedades en los trailers.

tecpetrol (el tordillo Juan).mp4
Video: Juan, vía WhatsApp


ACONGOJADOS

Oscar Sarzosa es uno de los compañeros de los trabajadores que permanecen en el interior de El Tordillo. El operario acongojado ayer contó las sensaciones que tiene por estos días. "Estamos esperando las novedades que lleguen de Buenos Aires. La verdad estamos complicados. Ayer (por el miércoles) nos encontramos con los telegramas, así que decidimos mantener nuestra posición y no dejar el yacimiento hasta las últimas consecuencias porque acá hay compañeros de más de 20 años que están laburando y que se están por jubilar y hay muchas familias por delante", señaló.

Sarzosa explicó que hace 20 años trabaja en el yacimiento y 10 en la empresa de servicios. Aseguró que junto a sus compañeros sabía de la posibilidad de que hubiera despidos, pero no pensaba que el momento llegaría tan pronto.

"No te imaginas quedarte sin laburo. Pero la vamos a pelear hasta las últimas consecuencias. Alguien se tendrá que hacer responsable de todos los compañeros, pero no nos vamos a quedar sin laburo", señaló.

tordillo viernes dos.jpg


Gabriel Aroca, miembro de comisión directiva del gremio, coincidió con Sarzosa y aseguró que son duras las jornadas en el yacimiento. "Son días duros, estamos esperando novedades pero estamos tranquilos, no estamos haciendo quilombo, simplemente defendiendo los puestos laborales", señaló.

Para él es una posibilidad aceptar las 8 horas de trabajo, tal como pretendería el gremio, pero se deben analizar cómo serían los diagramas y suspender todo tipo de despidos. "No le tenemos miedo a las 8 horas, no le tenemos miedo a los recortes, pero sí a que haya despidos como quiere Tecpetrol, que no quiere llegar a ningún acuerdo. Y nosotros no queremos despidos", agregó.

El dirigente también aseguró que por estos días han mantenido contacto con personal policial y ellos lo atienden. Sin embargo, son conscientes de que en caso de no alcanzar un acuerdo la situación podría cambiar, principalmente por la llegada de Gendarmería. "Estamos peleando por puestos de trabajo, pero si nos tenemos que defender lo vamos a hacer", sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico