En la antesala a la audiencia en Trabajo llegaron camiones hidrantes a Comodoro

Mientras el Sindicato de Petroleros Privados busca adelantar una salida al conflicto con la intermediación de Provincia, la empresa se mantiene firme en el achique de puestos laborales y desde Nación buscan reforzar su presencia en la zona con el envío de camiones hidrantes.

La situación en El Tordillo sigue igual, los trabajadores continúan custodiando los puestos de trabajo mientras reciben el apoyo de sus familias con el envío de alimentos y otros artículos de primera necesidad en el tercer día de toma del yacimiento.

Alrededor de las 15 horas de esta tarde sobre ruta 3 a la altura de avenida Roca se comenzaron a ver los camiones hidrantes de Gendarmería transitando en dirección hacia el cruce con Ruta 23. A través de la red social twitter el concejal Nicolás Caridi lamentó el lugar hacia donde se pretende llevar el conflicto de parte del gobierno nacional. "Acá está el diálogo y consenso del Gobierno Nacional para ayudar a destrabar el conflicto de Tecpetrol en Comodoro", escribió.

Aunque, la convivencia en Yacimiento de Petroleros con el personal policial que se encuentra al cuidado de las instalaciones de la empresa sea buena parece no haber esperanza de un acuerdo satisfactorio para los trabajadores. Ayer por la tarde se conocieron declaraciones del presidente de Tecpetrol, Carlos Ormachea quién en diálogo con Radio Mitre reiteró que la operadora no puede hacer frente a los gastos de producción y que existe un sobrante de puestos de trabajo.

"Estamos destruyendo valor no solo para la compañía, sino para el país, porque estamos gastando más energía de la que producimos", argumentó en referencia a los costos de producción. El titular de la firma explicó que en el área de alta madurez como la que explota el grupo Techint en Chubut, tienen "pozos en los que se necesita movilizar 99 barriles de agua (de formación) para lograr uno solo de petróleo". Por esta causa, precisó que hay 200 puestos laborales que no se seguirán sosteniendo y en cambio ratificó los planes de inversión en la cuenca Neuquina.

Para Ormachea el destino del yacimiento El Tordillo apunta a readecuar la operación, "manteniéndola abierta" pero reduciéndola para que la actividad sea viable.

El directivo, recordó que en la cuenca se produce "un crudo pesado, que se exporta a precio internacional y en un yacimiento maduro, con alto costo de operación y que a través del tiempo redujo la mayor parte del petróleo: viene mezclado con mucha agua". "Tenemos pozos en los que para sacar un barril de petróleo, hay que producir otros 99 de agua, porque sale todo junto. El ingreso no alcanza para pagar los costos directos de manejo de fluidos", sostuvo.

En ese marco, advirtió que cuando se refiere a costos elevados, no se refiere a los salarios de la gente ni del costo de perforar el pozo, "lo que estamos haciendo es destruir valor para el país, no sólo para Tecpetrol, porque consumimos más recurso que lo que producimos. Lo correcto es parar la producción hasta que haya condiciones que se pueda volver a producir: es lo que necesitamos hacer y es lo que venimos hablando con todos los sectores. Hemos llegado a un punto que no podemos seguir sosteniendo".

"Venimos poniendo dinero todos los meses y la operación va a seguir abierta, pero necesitamos concentrarnos en aquellos pozos con capacidad para cubrir su costo operativo", remarcó Ormachea realizando un nuevo guiño a la cuenca neuquina.

Las declaraciones del CEO no hacen más que tensar la posibilidad de llegar a un acuerdo y poner en alerta a toda la región ante la posibilidad de que haya un paro generalizado a partir del viernes.



Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico