En la desaparición de Acuña también se sospecha de la policía

La madre de la cajera siempre sospechó de la Policía de Chubut, pero nunca la Justicia pudo probar nada. Ya transcurrieron 17 años desde aquel 21 de julio de 1998 en que Mónica Acuña salió a festejar el "Día del Amigo" con sus compañeros de trabajo y nunca más se supo de ella.
El paso de los años y la inexistencia de novedades muchas veces se transformaron en resignación para Mónica Chodil, madre de la desaparecida. Sin embargo, no pierde las esperanzas de encontrar a su hija y no acepta la posibilidad de que esté muerta. Sus sospechas siempre estuvieron dirigidas hacia la policía.
Mónica Elizabeth Acuña desapareció durante la madrugada del martes 21 de julio de 1998 cuando tenía 22 años. El último recuerdo de su madre es la imagen de ella la noche del lunes 20, antes de ir a festejar el "Día del Amigo" junto a sus compañeros de trabajo de supermercados La Anónima, donde era cajera.
Ese lunes la estudiante de Ciencias Económicas le pidió a su padre Ricardo que le prestara su Renault 12 para asistir a una fiesta que se realizó en un domicilio del barrio Quirno Costa. Allí asistieron más de 30 personas que compartieron un asado y bailaron hasta la madrugada del martes.
Según testigos que luego declararon en la causa, la joven se habría retirado cerca de las 6 con un grupo de amigas y Mariano Antileo a quien ella iba a llevar hasta su casa. Luego de esa madrugada nunca más se tuvieron noticias concretas de la joven y el automóvil que conducía apareció abandonado.
A lo largo de estos diecisiete años su madre siempre buscó algún dato que ayude a encontrarla. Incluso, algunos indicios la hacen pensar que en el caso se encuentra involucrado personal policial y el mismo Antileo.
"Al que todos acusan es Mariano Antileo. Siempre tuvo protección, yo anduve en todas las comisarías, anduvimos buscando y en una comisaría un principal me dijo: 'mirá Mónica nosotros tenemos una orden de arriba de no apretar al pibe porque no podemos hacer nada'", reveló la mujer en su momento.
Chodil agregó: "yo apunto a que está metida la policía porque habían metido a tres pobres indigentes que los tuvieron presos durante años y después los tuvieron que soltar. Se iba a hacer un juicio oral y público sin el cuerpo del delito. Yo siempre dije que estas personas no tenían nada que ver con la desaparición de mi hija, fue todo muy arreglado", señaló en referencia a Jorge "Chino" Vera, Héctor "Tito" Vargas y Andrés Gavilán, quienes fueron acusados de homicidio en calidad de coautores, pero luego tuvieron que ser dejados en libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico