En la plaza Soberanía descubrieron un busto en homenaje al cabo Valdéz

En la ceremonia estuvo presente Matías, el hijo de 34 años que el suboficial fallecido en el hundimiento del crucero Belgrano no llegó a conocer. Durante el acto también se hizo entrega de la medalla de reconocimiento del Senado al veterano de guerra Mario López.

En una ceremonia presidida por el intendente Carlos Linares, el senador nacional Juan Mario País, integrantes del Centro de Veteranos de Guerra de Comodoro Rivadavia y familiares del homenajeado, ayer a la mediodía se descubrió un busto en la plaza Soberanía que perpetúa la memoria del suboficial de la Armada Carlos Alberto Valdéz, quien murió en 1982 en el hundimiento del crucero Belgrano durante la Guerra de Malvinas.
Estuvieron presentes su hijo Matías y su hermano Mariano, quienes agradecieron este sentido homenaje a un comodorense que dio su vida por la Patria.
Carlos Alberto Valdéz estaba de guardia en la sala de máquinas el 2 de mayo de 1982 cuando el crucero General Belgrano se hundió tras ser alcanzado por un misil lanzado por el submarino nuclear británico HMS Conqueror, fuera del límite de exclusión en el Atlántico Sur.
En el mismo acto de ayer, el veterano de guerra Mario López, un sobreviviente del hundimiento del crucero, recibió la medalla que en su momento el Senado de la Nación otorgó a los soldados de Malvinas y que por distintas razones no había podido recibir.
Al descubrirse el busto del cabo Valdéz, su hermano Mariano agradeció el reconocimiento y señaló: "hoy después de 34 años seguimos pidiendo que las Malvinas sean argentinas. Gracias a ustedes y al municipio hoy tenemos el recuerdo de mi hermano en este monumento. Quiero agradecer porque me da la posibilidad de tener presente a mi hermano pese a la desaparición física".
Mientras, el senador Pais, al referirse a la fecha, habló de la necesidad de que se recuerde a los caídos en combate y mucho más a los comodorenses. "Estamos próximos a cumplir una nueva conmemoración de la Gesta de Malvinas y qué mejor que recordar a un hijo de esta ciudad y hacer una reparación a un ex combatiente (como López) que cuando llegó al continente se encontró con una dura realidad, con algunos gestos de olvido y desconsideración de la sociedad que hoy tratamos de reparar año a año", expresó.
Asimismo, el legislador apuntó a la soberanía de ese territorio argentino. "En cada uno de estos actos y conmemoración debemos ver el espíritu de la Argentina y la soberanía. Muchas gracias por seguir trabajando para que estas islas sean argentinas. Este año son un poquito más argentinas con este reconocimiento de Naciones Unidas (al reconocimiento oficial de la ONU de la proyección de la plataforma continental como territorio soberano). No tenemos dudas, pero siempre dijimos que el usurpador estaba avanzando, consolidando actos de depredación del patrimonio nacional, cada permiso de pesca o de explotación petrolera roba recursos naturales argentinos. Nosotros hoy tenemos más fuerza para seguir reclamando ante la ONU para que cese en ese acto de usurpación y se atenga a discutir con Argentina cómo nos restituye las islas", indicó.
También el intendente Linares pidió perdón por el retraso en este justo reconocimiento. "Tenemos que pedirle perdón a la familia Valdéz por el tiempo transcurrido. Una vez Néstor Kirchner pidió perdón por los actos atroces de la dictadura y nosotros tenemos que pedir perdón a los veteranos de Malvinas, porque se merecen esto y mucho más los que quedaron en tierra malvinense. Sabemos que este reconocimiento debió suceder hace muchos años atrás".

EN LA MEMORIA
En el acto estuvo presente Matías, de 34 años, quien es hijo de Carlos Valdéz e integrante de la Armada. "Es un reconocimiento muy importante acá en la zona, yo soy de Puerto Belgrano y todo lo que es Malvinas se vive muy en carne propia. Allá está el amarradero de donde zarpó el crucero General Belgrano, allá se vive todos los años con mucha intensidad este día", rememoró.
El joven no conoció a su padre, pero se mostró muy emocionado por el reconocimiento. Indicó que su madre "vivía en Trelew en ese momento y mi padre estaba destinado en la Base Almirante Zar, pero lo mandaron de pase a Puerto Belgrano. Allá lo embarcaron y no regresó jamás".
Comentó que desde pequeño vive en Puerto Belgrano y que por su historia de vida y el lugar donde reside "está muy presente la Armada Argentina y estamos muy familiarizados, por eso deseé entrar a la fuerza, lo sentía en la piel", explicó. En la actualidad se desempeña como cabo principal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico