En la Universidad homenajearon con una placa a Alejandro Balle

Este martes se cumplen 4 años del homicidio del estudiante universitario oriundo de Río Senguer, Alejandro Balle. Hoy sus compañeros lo recuerdan en la sede de UNPSJB. "Es una muy linda sorpresa", expresó a este medio la madre de Alejandro.

Alejandro Balle era oriundo de Río Senguer y tenía 24 años cuando lo mataron de un disparo en la cabeza el jueves 25 de julio de 2013, poco después de las 21:00. Estaba radicado en Comodoro porque estudiaba geología en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.

Lo quisieron asaltar en la puerta de su vivienda, en Kilómetro 5, cuando volvía de trabajar de "Game Over", el local de video juegos ubicado en Alsina y Rivadavia.

En el marco de un nuevo aniversario de su muerte, sus compañeros de estudio lo recordaron y homenajearon desde las 14 horas en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.

"A cuatro años de tu partida el silencio y los recuerdos nos inundan. Buscamos tu paz luchando por justicia, alzamos tu nombre cada día, en cada momento", describen sus compañeros.

En diálogo con El Patagónico, Iris Marcucci, madre de Alejandro Balle, se mostró emocionada por el cariño que sigue vigente por parte de sus compañeros y amigos de la Universidad.

"Estoy muy sorprendida porque después de 4 años no esperas mucho, pero lo tienen en cuenta y lo recuerdan, es una linda sorpresa", declaró Iris.

Esta tarde en el Departamento de Geología, del segundo piso de la Universidad, se colocó una placa en homenaje a Alejando, lugar donde se lo recuerda con un profundo cariño en su paso como estudiante y donde supo cosechar amigos.

"Todos los 25 de julio el dolor es como el primer día", reflexionó Iris.

EL CRIMEN DE ALEJANDRO.

El joven oriundo de Río Senguer fue atacado en la vivienda que alquilaba en la calle Larreta 80, en Kilómetro 5, durante la noche del 25 de julio de 2013.

Esa noche fue seguido desde que salió de su trabajo –en el local "Game Over", ubicado en Alsina casi Rivadavia- y cuando abordó el transporte público de pasajeros hacia la zona norte de la ciudad. Los sospechosos viajaban a bordo de un Fiat Palio que estaba al mando del otro condenado Santiago Reuter, quien recibió 10 años por el delito de robo agravado.

El principal objetivo era sacarle las llaves del local para poder robarlo. Cuando Balle fue interceptado en su vivienda por Javier Alejandro Lezcano comenzó un forcejeo en el que también habría intervenido Luis Humberto Espinoza, quien en el juicio resultó absuelto. Reuter, en tanto, los esperaba afuera.

A Balle le fracturaron el cráneo a golpes con la culata del arma y luego Lezcano le efectuó un disparo en la cabeza para apoderarse de las llaves, dos teléfono celulares y el comando de la alarma del local.

En enero del año 2016 los ministros de la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia del Chubut, Alejandro Panizzi, Jorge Pfleger y Aldo Luis De Cunto, confirmaron la sentencia condenatoria contra Lezcano.

Además el Tribunal determinó que Santiago Reuter fue partícipe necesario del caso. Y finalmente por falta de pruebas quedó absuelto y libre Luís Espinosa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico