En los últimos cinco años se duplicó la cantidad de comercios establecidos

El crecimiento de Rada Tilly no sólo queda reflejado en el aspecto demográfico. Ese desarrollo también queda evidenciado en el movimiento comercial. Desde 2001 la ciudad balnearia creció en el rubro comercios y servicios en un 10 por ciento anual. Además, entre el 2011 y 2016 pasó de contar con 164 comercios a tener 385.

Los principales rubros de crecimiento comercial son los gastronómicos, indumentaria y venta de alimentos, pero también es notorio el incremento de posibilidades en todos los rubros y en la llegada de comercios que, años atrás, aparecían como impensados o imposibles, algo que también se registra en los servicios, como los relativos a salud, seguros o financieros.

"El crecimiento es sostenido y esto es algo que nos llena de orgullo porque demuestra que la gente sigue eligiendo Rada Tilly día a día, algo que no depende de los vaivenes de la economía general, que lógicamente afecta, pero que no termina siendo determinante", afirmó el secretario municipal de gobierno, Juan José Rivera.

Entre el 2010 y el 2016, el crecimiento llegó al 200 por ciento en rubros como ópticas, que pasaron de 1 a 3, restaurants, de 2 a 6 y hoteles hospedajes, que se elevaron de 2 a 6. Los gimnasios también evidenciaron un crecimiento importante, pasando de 3 a 8, un 166 por ciento, los consultorios médicos en un 133%, de 6 a 14, y los bancos crecieron un 100 por ciento ya que al tradicional banco Chubut se le agregó el Santander.

"Como el crecimiento es parejo y sostenido en todos los rubros, se demuestra que los comerciantes están atentos a los requerimientos de la población, que hoy cuenta con la posibilidades de satisfacer, en el mismo Rada Tilly, todas sus necesidades", remarca Rivera.

Para graficar esta afirmación del secretario de gobierno, se puede señalar lo que pasa con los servicios financieros, los seguros, pero también con rubros que antes no se exploraban en la entonces villa porque eran en principio inversiones riesgosas, con pocas probabilidades de éxito y sin posibilidad de competencia si es que ya había una casa del género habilitada y funcionando, como pasaba con la fotografía, la vidriería del automotor, la fabricación y venta de aberturas, corralones de materiales y hasta las piletas de natación.

"Está a la vista que la gente sigue eligiendo Rada Tilly para vivir y esto trae aparejado que los comerciantes se animen. Esto da como resultado que ya no hay que ir necesariamente a Comodoro para comprar casi todo, como hace muchos años. Hoy solo hay que ir por cosas muy puntuales", acota el funcionario.

EXPANSION

El crecimiento y el interés comercial también motivó que los negocios no se abran solo en el centro o en la asfaltada, sino que se vayan habilitando en cada uno de los sectores de Rada Tilly donde exista una posibilidad o una necesidad.

Es así que ahora un vecino puede comprar un producto cualquiera cerca de su casa, pero también tiene la posibilidad de comparar calidad de atención y precios, en otros comercios del rubro que están a pocas o varias cuadras. Todo dentro de Rada Tilly.

"Lo que pasa a nivel comercial es una gran satisfacción para el municipio y una comodidad total para el vecino que sabe que tiene en su ciudad casi todo o todo porque hoy, realmente, creo que no nos falta ningún rubro o servicio. Ir a Comodoro hoy en día, más allá de las dos rutas que tenemos, es también complicado, y entonces se va sólo si es necesario", afirma Rivera.

Salvo el costo del alquiler e ingresos brutos, es muy conveniente lo que el comerciante tiene que pagar al municipio, porque la habilitación es un valor único durante cuatro años, y entonces ya sabe que tiene una población activa, con necesidades a cubrir, y con un sentido de pertenencia que también rinde y suma en materia comercial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico