En medio de una suba de precios, en la Universidad local comer cuesta solo $2

En medio de una fuerte suba de precios en todo el país, la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Boco, mantiene mínimos precios en sus viandas. El menú universitario es del más variado y se va modificando durante toda la semana. Al comedor, además de los universitarios, asisten alumnos del Colegio Patagónico, personal docente y no docente quienes tienen la posibilidad de almorzar y cenar diariamente a un precio más que económico.

El menú en el comedor universitario es de lo más variado durante el almuerzo y la cena, ya que pueden disfrutar desde un plato de tallarines, sopa, arroz, pan de carne, hasta frutas y jugos son algunas de las opciones con la que cuentan los estudiantes universitarios en la sede de Km 4.

"Además los chicos que están en las gamelas tienen desayuno y merienda, y si no cada estudiante puede comprarlo porque no es muy caro", explicó a El Patagónico Matías Silvera, secretario de Extensión de la Federación Universitaria Patagónica.

Diariamente asisten miles de estudiantes universitarios, alumnos del Colegio Universitario Patagónico, docentes y no docentes. En estos dos últimos casos el precio del menú ronda entre 10 y 15 pesos.

"Por día se deben superar los mil platos", manifestó Silvera quien señaló que "no está en análisis aumentar los precios".

En otros puntos de la provincia, explicó Silvera, como es el caso de Trelew, el menú es de 1,50 pesos: "el subsidio es menor, pero la proporción de personas es mayor. Después, en Esquel y Madryn ellos no tienen comedores, pero tienen buffet y lo que hace la universidad es subsidiar una parte de las viandas que ellos ofrecen a los chicos".

Un valor similar se paga en el Comedor de la Universidad Nacional de Salta, que depende de la Secretaría de Bienestar Universitario, donde los becados pagas $2 por la comida, los alumnos regulares $5, y el personal $15 y $20; con la marcada diferencia de lo que se gasta a diario para poder vivir.

Hoy en día, por la suma de dos pesos, es imposible acceder a un plato de comida, por lo que la iniciativa de la Universidad local resulta muy seductora a la hora de elegir volver a la casa o quedarse en el lugar de estudio, tomarse un pequeño recreo y almorzar en el comedor que está adentro del predio universitario.


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico