En octubre empieza el juicio por el femicidio de la niña que fue engañada por Facebook

Micaela desapareció el 23 de abril de 2016 cuando se encontró con un hombre al que había conocido por la red social Facebook y que se hizo pasar por una chica. Su cuerpo golpeado y estrangulado fue encontrado el 28 de mayo del mismo año en cercanías de la ruta Nacional 3.

El juicio por el femicidio de Micaela Ortega, la niña de 12 años que fue engañada, a través de Facebook, por un hombre que se hizo pasar por una chica para encontrarse con ella en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, en abril del año pasado, comenzará el 2 de octubre próximo, informaron ayer fuentes judiciales.
El acusado es Jonathan Luna (28), quien será juzgado por el Tribunal Oral Criminal (TOC) 2 de la mencionada ciudad del sur provincial, que llevó a cabo esta semana una audiencia preliminar en la cual fijó para entre el 2 y el 6 de octubre próximos el desarrollo del debate.
Micaela desapareció el 23 de abril de 2016 cuando se encontró con un hombre al que había conocido por la red social Facebook y que se hizo pasar por una chica, y su cuerpo golpeado y estrangulado fue encontrado el 28 de mayo en cercanías de la ruta nacional 3.
Para llegar al acusado Luna fue fundamental la información que fue incorporada a la causa por The National Center for Missing & Exploited Children (El Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados), un organismo sin fines de lucro de Estados Unidos que trabaja a nivel mundial contra la pedofilia y que colabora con la Justicia en este tipo de investigaciones.
Durante la audiencia preliminar en la que se definió el inicio del debate, los jueces Eugenio Casas, María Elena Baquedano y Claudia Fortunatti trataron las cuestiones documentales y probatorias incorporadas por el fiscal del caso, Rodolfo de Lucía; por la querella, a cargo de Fernanda Pettersen, que representa a los padres de la niña asesinada, y por el defensor oficial de Luna, Sebastián Cuevas.
Luna, quien se encuentra detenido en un penal de Florencio Varela, no viajó a Bahía Blanca para participar de la diligencia judicial, indicaron las fuentes.
En diálogo con Télam, el fiscal De Lucía dijo que entre los elementos de prueba presentados por él ante el tribunal que realizará el juicio hay 90 testigos, entre ellos los policías que participaron de los procedimientos, los médicos que realizaron la autopsia a la niña y la pareja de Luna, además de informes documentales provenientes de Estados Unidos.
Por su parte, la abogada de la familia de Micaela informó que "el defensor de Luna se opuso a la incorporación por lectura de un informe y pidió que viniera un perito psicólogo a declarar, por lo que deberá ser definido en los próximos cinco días por el Tribunal".

LA INVESTIGACION

Micaela estuvo desaparecida entre el 23 de abril y el 28 de mayo de 2016 y, tras el hallazgo de su cuerpo, fue detenido Luna en una precaria vivienda que habitaba, que fue parcialmente incendiada por vecinos.
En la casa del sospechoso, los pesquisas secuestraron una planchita de pelo que pertenecía a la niña, teléfonos celulares y demás pertenencias de interés para la causa.
Los investigadores llegaron a Luna tras determinar que se había contactado con Micaela a través de Facebook luego de hacerse pasar por una chica de su misma edad.
Para obtener ese dato, fue clave el aporte de la ONG estadounidense que, apoyada por el Congreso de ese país, logra que las empresas proveedoras de Internet deban, por ley, notificarle cuando sus clientes suben imágenes de pornografía infantil a la red.
El fiscal De Lucía determinó que Luna poseía cuatro cuentas de esa red social en las que se hacía pasar por mujer, mediante una de las cuales captó a Micaela para lograr que fuera a su encuentro.
La causa está caratulada como "homicidio calificado agravado por alevosía, violencia de género y por criminis causa, robo y grooming", es decir la captación de un menor de edad por medios electrónicos con fines de abuso sexual.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico