En Río Pico todavía quedan seis focos activos

Luego de que se pudieran controlar cuatro focos de incendios, los brigadistas continúan trabajando intensamente en el incendio de bosque que hace casi un mes afecta a la zona de Río Pico. "El clima no nos está acompañando, venimos de una sequía muy prolongada", dijo el subsecretario de Bosques del Chubut, Leonardo Aquilanti.

Hace casi un mes que un incendio de bosques tiene a maltraer al pequeño poblado de Río Pico, donde sus pobladores son testigos de cómo las llamas se quedan con cientos de hectáreas.
La situación es extrema, con seis focos activos, luego de que en los últimos días se pudieran controlar otros cuatro de un total de diez que afectaban a la zona. Así lo confirmó el subsecretario de Bosques del Chubut, Leonardo Aquilanti.
Sin embargo, pese al avance de estos últimos días el panorama no es el mejor, ya que el Servicio Meteorológico Nacional pronosticó fuertes vientos y calor durante toda la semana. Así, el clima ayuda poco y nada, luego de una semana donde se esperaban lluvias que pudieran apaciguar la intensidad del fuego, algo que lamentó el funcionario.
“Se está trabajando muy bien, pero el clima no nos está acompañando. Venimos de una sequía muy prolongada, con un estrés hídrico de por lo menos siete años y eso repercute. Esta semana había posibilidades de que llueva el jueves, pero lamentablemente llovió 0,6 milímetros y durante toda la semana vamos a tener vientos fuertes y calor”, manifestó.
Según explicó Anquilanti, se sabía que "iba a ser una temporada muy complicada, aunque se esperaba que a esta altura el incendio ya estaría controlado".

LOS SOCORRISTAS
Cabe recordar que en Río Pico trabajan 90 brigadistas, luego de que se iniciara el recambio de personal, ya que el fin de semana trabajaron hasta 135 socorristas que realizan un arduo trabajo
"Verdaderamente estoy muy orgulloso del trabajo que están haciendo. Se han cerrado cuatro focos y seguramente hoy se va a hacer lo propio con uno más”, dijo el funcionario desde Casa de Gobierno.
"Seguimos trabajando con muy buena logística. El gobernador, cuando le comentamos el problema climático que íbamos a tener, tomó la decisión de declarar la emergencia ígnea y eso nos dio la posibilidad de tener facultades administrativas para poder trabajar. No se olviden que de un instante para el otro, cuando suceden incendios de este tipo, tenes que movilizar 100 personas con su comida, con combustible, maquinaria pesada, herramientas... y si no está aceitada esa logística, se complica mucho, sobre todo en lugares como Río Pico”, detalló el funcionario, quien señaló que el siniestro podría haber sido internacional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico