En su día los periodistas repudiaron despidos y reclamaron su sede propia

Los comunicadores de Comodoro Rivadavia celebraron su día en un nuevo aniversario del comienzo de la circulación de la Gazeta de Buenos de Ayres, primer diario argentino. En este marco repudiaron los recortes laborales que se registran en todo el país, el despido de dirigentes sindicales y pidieron que se aceleren las negociaciones salariales. También el Sindicato de Prensa volvió a reclamar por la construcción de su sede, compromiso que asumió la empresa Gresuco hace varios años.

"No queremos regalos. Queremos trabajo digno", se tituló el comunicado que emitió ayer el Sindicato de Prensa de Comodoro Rivadavia, en el marco del Día del Periodista que se celebra cada 7 de junio, fecha en que comenzó a circular Gazeta de Buenos Ayres, fundado por Mariano Moreno.
En el escrito los comunicadores lamentaron las pérdidas de fuente laborales en todo el país y el vaciamiento de los medios de comunicación, “los cuales obtuvieron extraordinarios dividendos en la última década”, plantearon.
También cuestionaron el despido de dirigentes sindicales como ocurrió en el multimedios que la Iglesia Católica tiene en Junín, Buenos Aires, con el despido de Hernán Massicot, Gabriel Forte, José Luis Zunino y Alberto Carreras, miembros de la comisión directiva.
“Es una práctica de este Gobierno nacional atentar contra los trabajadores, contra sus derechos y sus ingresos. Pero sepan que este Sindicato de Prensa de Comodoro Rivadavia no está dispuesto a ceder ninguna conquista”, advirtieron.
El comunicado fue el discurso principal del acto oficial que tuvo lugar en el predio de la Municipalidad, donde está emplazado el busto de Mariano Moreno. La ceremonia contó con la presencia de autoridades del Sindicato de Prensa, funcionarios del municipio y la concejal radical Cristina Cejas, única edil presente.
Tras asegurar que Comodoro Rivadavia es la ciudad más cara de América, con salarios que no alcanzan a superar el índice de la pobreza, el dirigente Gustavo Martínez, secretario general del gremio, pidió “a los medios del interior, nucleados en la Asociación de Diarios del Interior del país, que no dilaten más las negociaciones salariales y que entiendan de una vez por todas que el ítem de zona Patagonia no es privilegio; es parte de la necesidad de quienes hacemos patria en este rincón del país”.
Además, al igual que en el acto de 2016, el Sindicato de Prensa volvió a pedir por la construcción de la sede social que la empresa Gresuco se comprometió a edificar en el barrio Juan XXIII, donde la asociación vecinal se opone a la realización del proyecto.
En ese sentido, Martínez señaló: “si es necesario, que nos reubiquen; porque hace más de dos años que venimos pagando los impuestos de una tierra que no podemos ocupar. Tampoco estamos dispuestos a entrar en una pelea innecesaria con la vecinal del Juan XXIII y ninguno de esos vecinos que tanto castigó la naturaleza”, sostuvo en alusión al temporal.
De esta forma, los periodistas recordaron su día, renovando su compromiso con la comunidad y la información, y pidiendo por sus derechos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico