En su primer día de corte la congestión en la Ruta 3 se hizo sentir en horas pico

Las filas de vehículos se extendieron hasta la zona de Eureka en el sentido sur y hasta el semáforo de la Universidad en el norte de la ciudad. El Departamento de Tránsito desplegó un amplio operativo que se extendió durante toda la jornada. De esta forma, comenzó la última etapa del pluvial de la avenida Quintana en el barrio General Mosconi.

A las 10 de ayer cuando el operativo del Departamento de Tránsito ya estaba montado sobre la Ruta 3 y los conos flexibles habían sido instalados en el sector que cubre el perímetro entre el edificio Gendarmería Nacional, sobre Foyel y el Centro Regional de Educación Tecnológica (Ceret), la empresa que tiene a cargo la construcción del pluvial de la avenida Quintana, en el corazón del barrio General Mosconi, inició los trabajos que se extenderán por 30 días, delimitando en ese sector la calzada a una mano.
Unas horas antes ya se preveía una jornada compleja teniendo en cuenta el intenso tránsito en ese sector, en especial en horas pico. Sin embargo, en los primeros momentos la circulación fue normal y sólo se produjeron algunos embotellamientos de menor calibre.
Lo complejo ocurrió en las horas de mayor afluencia vehicular, es decir al mediodía y luego de las 17 y 19, cuando muchas personas salen de sus puestos de trabajo y los alumnos deben cumplir con sus horarios escolares.
Así, cerca de las 13, la fila de vehículos se extendió desde el Club Huergo hasta la estación de servicios de Eureka. Los vehículos avanzaban a "paso de hombre". El trabajo fue arduo y extenso con personal en cada una de las esquinas de esa compleja zona.

POR LO MENOS POR 30 DIAS
La preocupación ayer era qué sucederá en los próximos días, teniendo en cuenta que los trabajos se extenderán durante un mes.
Sergio Agüero, director de la obra, confirmó que en una semana se podría iniciar el doble turno laboral. "Comenzamos trabajando en el lado oeste de la ruta. La idea es comenzar a excavar y romper para llegar a la cota de fundación. Son casi siete metros para abajo", explicó.
"El trabajo completo nos va a llevar quince días por mano siempre y cuando no tengamos factores climáticos e interferencias no previstas, incluida rotura, excavación, llenado de hormigón, tapado y liberación de asfalto. La idea es aprovechar la luz solar y trabajar con la parte de suelo en horas de la noche porque hay ítems que no se pueden acelerar", agregó.
Cabe recordar que la obra del pluvial de la avenida Quintana evitará las inundaciones que se producen en la zona baja del barrio Mosconi con las abundantes lluvias. La misma se reinició hace un año e implica que la calzada de la Ruta 3 se vea reducida a un solo carril por sentido de tránsito para que el pluvial pueda pasar por debajo del camino ya que se construirá un alcantarillado que tendrá dos metros de altura por cuatro metros de ancho.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico