En tiempos difíciles lo que se necesita es estatura política

Un metro setenta y siete que imponen respeto. La sintonía fina entre el político y el sindicalsta. Dos que ambicionan la intendencia y no lo disimulan. El nuevo ministro que dejo mal parado a su jefe. El concejal sin memoria. Política y farándula van de la mano. Pelee quién se pelee cobra el mismo.


¿Que tendrá el petiso?

El martes, cuando el gobernador Mario Das Neves tomó el juramento a los nuevos ministros, aprovechó para volver a cuestionar al Gobierno nacional.
El mandatario provincial comenzó con un curioso autoelogio, cuando dijo: "la gente cree que esto anda bien por Das Neves, pero no, acá hay un equipo. Sería injusto que me adjudique todos los logros de esta gestión", dijo, palabras más palabras menos.
Luego de sacarse el brillo, confirmó su pertenencia peronista, con la que avanzó en la necesidad del trasvase generacional, y dijo: "a mí no me van a correr por derecha ni por izquierda, cuando quieran atacar a Chubut, me les voy a plantar con este metro sesenta y siete que tengo", acotó, generando inmediatos aplausos.
Mientras se lo aplaudía, algunos que todavía conservan inquietud propia, hacían cálculos mentales sobre si ese metro sesenta y siete aludido era real o estaba un poco inflado con dos o tres centímetros.

En sintonía

El gobernador Mario Das Neves y el titular de Petroleros Privados, Jorge Avila, mantienen la sintonía fina que alcanzaron cuando, una vez definidas las elecciones de 2015, el mandatario provincial designó al sindicalista al frente de Petrominera.
Justo hace una semana, tal vez por casualidades o por búsqueda de esa sintonía fina, ambos reasumieron sus respectivas conducciones. El petrolero tras ganar las elecciones del 4 de noviembre inició su segundo mandato al frente del "sindicato más poderoso de la región", como les gusta enfatizar en las gacetillas, mientras el gobernador reasumió como tal, tras sus breves vacaciones.

Se hizo largoooo

Lo cierto es que el protocolo de asunción de Jorge Avila como titular de Petroleros Privados para un segundo período se hizo un poco más extenso que la reasunción de Das Neves como gobernador. Y eso que en ambos actos hubo discursos.
La asunción de Avila se complicó porque además de la ebullición del gimnasio y de las consignas y cánticos, en un momento formal del acto se decidió hacer pública la firma de aceptación del cargo de cada uno de los nuevos miembros de comisión. Para ello se ubicó una mesita abajo del palco, donde estaban Avila, el diputado Carlos Gómez y el invitado especial de siempre, el intendente Carlos Linares.
El tema es que lo que se pensaba que iba a ser un trámite, se hizo un poco extenso. Primero por la cantidad de miembros que tiene la comisión. Y segundo porque tras cada firma, había algún cantito alusivo de la hinchada o el protagonista se tomaba su tiempo para que sus familiares le tomaran la foto de ocasión.

De vacaciones

En el acto de Avila hubo un ausente esperado que se hizo notar. Se trató del titular de Petroleros Jerárquicos, el también reelecto José Llugdar, quien desde siempre viene trabajando en conjunto con su par de petroleros de base.
Apenas se notó que Llugdar no estaba presente, no faltó el malpensado que empezara a especular con que cumplidos los objetivos reelectivos de cada uno, los caminos de Jerárquicos y Privados comenzaban a distanciarse, como sucedía hasta hace no mucho.
Pero la especulación se terminó enseguida cuando el locutor del acto informó y leyó parte del texto de Llugdar, donde pedía disculpas por no estar presente y, tras elogiar la figura de Avila, indicaba que su ausencia se debía a que había iniciado su período vacacional.
Las vacaciones de Llugdar comenzaron en Bahía Blanca, donde tiene a su familia.

Intercambio de flores

Los trabajadores de SP que aceptaron el retiro voluntario brindaron el 31 en el acampe que con sus familias montaron frente a la empresa y al levantar la copa en deseo de un año mejor, contaron con la presencia del secretario de Trabajo, Marcial Paz.
Desde el área de Prensa de la provincia se dejó trascender la actividad y la presencia del funcionario y esto sirvió para dejar en claro que, pese al anterior anuncio oficial, el conflicto no había sido solucionado con la presencia del vicegobernador Mariano Arcioni, entonces al frente del Ejecutivo chubutense.
La situación de los trabajadores de SP recién pudo destrabarse en la semana que pasó cuando, tras una nueva intimación y retención de los fondos que la empresa debe recibir de las operadoras, ese dinero llegó a quienes habían aceptado el retiro voluntario.
El cierre del jueves mereció un elogioso informe de prensa de Provincia en el cual Marcial Paz indicó que la solución recién se produjo cuando, apenas reasumido, el gobernador Mario Das Neves levantó teléfonos y dio algunas directivas en particular.

La interna

El posicionamiento de Marcial Paz, que todos recuerdan que había sido especialmente elogiado por el gobernador Mario Das Neves como al pasar, pero no tanto, parece haber desatado una fuerte interna de Chubut Somos Todos en Comodoro Rivadavia, sobre todo por parte de quienes aspiran a ser el candidato de la fuerza a la Intendencia.
Paz parece contar con ventaja porque tiene más experiencia, trayectoria y hasta un poco más de cintura y labia política, pero el delegado local del IPV, Daniel Carrizo, no se queda atrás. Así en cada paso que da y siempre que puede, este ignoto funcionario exhibe su ambición.
Por ahora, el gobernador los deja caminar a ambos porque es consciente de que en esta ciudad no tiene tantas espadas para la pelea, o más bien le faltan muchas para poder equilibrar las fuerzas y discusiones con el Frente para la Victoria.
Ambos contendientes por ahora no se cruzaron dardos, pero siempre dejan en claro que quieren ser los aspirantes a suceder en 2019 a Linares. Por ahora, los caminos y los discursos van en paralelo, pero se especula que cuando llegue el momento y las vías empiecen a hacerse más angostas, tendrá que haber una definición del líder o se desatará la batalla en la cual tampoco se debe descartar al vicegobernador Mariano Arcioni.

¿Y los terrenos?

Hablando de Carrizo, en la semana que pasó quedó un tanto expuesto con las 1.363 futuras viviendas que, en acuerdo con el IPV, la Cooperativa Odontológica pensaba construir en Ciudadela, curiosamente ese barrio donde el delegado aseguró que será su base para llegar a la Intendencia.
Luego de numerosas consultas públicas respecto a esa operación, de acuerdo a lo dicho por Carrizo, esa cooperativa -por expreso pedido del IPV- tuvo que aclarar que ese plan habitacional que ya se estaba vendiendo no tenía como sustento acuerdo alguno con el Instituto Provincial para la construcción de las viviendas.
El propio Carrizo, tras la publicación aclaratoria de dicha cooperativa, reiteró la inexistencia del acuerdo y fue más allá porque aseguró que durante "esta gestión" no se avanzará en acuerdos con cooperativas, "como se hizo con Buzzi", porque son la ruina para el IPV. "Nosotros vamos a hacer casas para el padrón que tenemos y para la gente que necesita la vivienda, no para quien ya puede tener otra o posee otros ingresos", señaló.
Lo que nadie todavía pudo explicar es por qué la cooperativa tiene esos terrenos y por qué pasó un largo tiempo entre las aclaraciones y el comienzo publicitario de la venta de terrenos con construcciones acordadas con el IPV.

No pasa nada

Esa fue más o menos la expresión que utilizó el concejal de Cambiemos, José Gaspar, para minimizar el impacto de la mutilación de Malvinas y Antártida del mapa argentino en la tarjeta de salutación del Ministerio de Desarrollo Social de Nación que conduce Carolina Stanley.
El edil consideró que "se trató de un error", pero que no era tan grave ya que "estamos hablando de una tarjeta de salutación de un ministerio que además no tiene nada que ver con Malvinas o la geopolítica", indicó.
En ese tono, el concejal que también valoró el posible regreso de los vuelos de Malvinas al continente, a Comodoro en concreto, dijo que solo se preocuparía si "el mapa hubiese sido oficial y publicado por Defensa, Cancillería" o algún organismo que tiene que ver con el tema Malvinas.
En ese tono, Gaspar descubrió: "lo que pasa que a nosotros todo lo que tiene que ver con Malvinas nos pone muy sensibles porque hubo una guerra en el medio, en la que murieron chicos...".
En la próxima intervención pública, se espera que Gaspar apuntale al ministro de Ambiente, Sergio Bergman, cuando, recién llegado de sus vacaciones, aseguró que los incendios en La Pampa son una señal de la profecía apocalíptica.

El próximo expulsado

A diferencia del concejal José Gaspar, el gobernador Mario Das Neves sigue cuestionando -y muy duro- a los funcionarios nacionales y a los errores, o no tanto, cometidos por el gobierno del ingeniero Mauricio Macri.
Hay que recordar que hay una enorme diferencia porque Gaspar es parte de la Alianza Cambiemos y Das Neves le hizo un guiño al actual Presidente en la segunda vuelta con Daniel Scioli. Además, lo sostuvo mediáticamente todo lo que pudo, al menos en los primeros siete meses de gestión, luego de los cuales empezó a diferenciarse, sobre todo a partir de la eliminación de los reembolsos a los puertos patagónicos, siendo que le había dicho que lo iba a convocar para analizar el tema cuando tenía listo el decreto que le quitó la ventaja a la región.
Lo cierto es que Das Neves pasó a ser el gobernador más crítico del centralismo de la Pampa Húmeda, alineado con el discurso del diputado nacional Sergio Massa. En este contexto, l gobernador no habló del mapa mutilado de Malvinas, pero sí del favoritismo para con Mariu Vidal en la provincia de Buenos Aires, y del rabino Bergman.
Puntualmente, Das Neves cuestionó el accionar y la falta de presencia del ministro en territorio, en este caso incendiado, y vaticinó que seguramente será el próximo expulsado del gabinete por Macri, a quien le reclamó –una vez más- que atienda las demandas y las situaciones del interior.

La farándula le tira

En la misma declaración contra Bergman, el gobernador incluyó un nuevo cuestionamiento contra el ministro nacional de Producción, Francisco Cabrera, a quien ya le había pedido públicamente que "deje sus vacaciones" y "atienda al menos el teléfono para hablar de los temas que nos importan, como el textil".
Como no tuvo respuesta en el anterior pedido, Das Neves nuevamente le tiró las orejas a "Pancho". Así, tras hacer referencias a Bergman, insistió en la necesidad de que "Cabrera deje el jet set de Punta del Este, y se ponga a trabajar".
Y como para que no quedaran dudas de que es un hombre que lee todas las secciones de un Diario o un portal, el gobernador aseguró que a Cabrera "tal vez Juanita Viale no lo deje" abandonar la selecta playa uruguaya.

La hinchada de Rafa

El martes se efectuó el recambio de ministros en el Gabinete provincial. Los mismos, que ya habían sido anticipados por el gobernador, se concretaron en una ceremonia realizada en el Salón de los Constituyentes de Casa de Gobierno. En ese acto, Das Neves destacó el aporte que en este primer año de gestión brindó el saliente ministro de Gobierno, Rafael Williams. Apenas nombró al ex intendente de Esquel, desde la barra se escuchó el "Ra fa, Ra Fa", con el que los funcionarios presentes homenajearon al ex intendente de Esquel.
El caso de Williams es muy curioso ya que de ser titular del PJ en Chubut -cargo desde el cual muy rara vez realizó declaraciones periodísticas-, pasó a ser funcionario de Das Neves. En esa función se caracterizó también por ser un hombre de pocas palabras y casi nula acción, salvo por afirmaciones en alguna que otra gacetilla que contuvo su sesudo análisis político y de situación provincial, incluida la Seguridad, que tuvo a cargo durante todo un año, pero en el que brilló por su ausencia en Comodoro, adonde vino una sola vez, y de incógnito.

Lo dejó más expuesto

El lugar de Williams en el gabinete fue ocupado por Pablo Durán, su secretario de Gobierno en la intendencia de Esquel y luego su mano derecha en el Ministerio. Apenas asumido como ministro de Gobierno, y de manera inteligente, lo primero que Durán hizo fue viajar el miércoles a Comodoro Rivadavia para dejar en claro que quería empezar con el pie derecho y enmendando con acciones la desidia que su jefe político tuvo para con esta ciudad.
Durán se reunió con el secretario de Servicios a la comunidad, Rubén Palomeque, y con el responsable municipal de Seguridad, Héctor Quisle, con quienes rápidamente acordó poner en funciones el scanner de la terminal, reparar cámaras y empezar a solucionar algunos temas pendientes, como por ejemplo si se retoma el sistema de cuadrículas instrumentado por el ex ministro José Glinski y que tanto destacaron los vecinalistas que conocen el humor de sus barrios.
La presencia de Durán dejó algunos compromisos en firme y también, quizás sin buscarlo aunque en política nunca se puede estar seguro del todo, lo dejó aún más expuesto a su ex jefe y mentor político en su caprichosa posición que asumió en no venir ni atender los reclamos de Comodoro.

Sin interlocutores de peso

Durán llegó a Comodoro el miércoles a la mañana, tal como había dispuesto un día antes cuando asumió como ministro de Gobierno, pero se encontró con que no fue recibido por el intendente Carlos Linares, ni por el vice intendente Juan Pablo Luque, sino por Rubén Palomeque, que le abrió las puertas como secretario de Gobierno interino, ya que en la práctica solo es secretario de Servicios para la Comunidad.
Es que el jefe comunal y el viceintendente decidieron mantener la agenda que ya tenían delineada desde la semana anterior, que contenía visitas y recorridas que bien pudieron reprogramarse pero que fueron sostenidas con la intención de demostrarle a Durán que en la ciudad todavía se acuerdan sus declaraciones recientes, con las que se intentaba apuntalar esa frialdad de Williams para con los temas de Comodoro. Durán no se hizo problemas, pero sintió el vacío.

Nada de nada

En la ciudad nuevamente se están actualizando los valores del transporte urbano y en la semana que pasó hubo un grave problema con Transporte Diadema que, sin aviso, levantó el ramal que circulaba por el barrio René Favaloro, dejando a ese sector de la zona norte sin la necesaria frecuencia.
El tema mereció el reproche de la vecinal, que alertó al resto de la ciudad sobre el inconveniente, que no solo genera trastornos e incomodidades, sino también inseguridad porque el usuario, ante la falta de servicio, debe salir a la ruta.
Lo cierto es que el periodismo buscaba respuestas y como el secretario de Gobierno, Máximo Naumann -usualmente un interlocutor para dar a conocer la posición del municipio en estos temas- está de vacaciones, se buscó inmediatamente a Mariano Lamberti, responsable de Transporte.
El joven funcionario se excusó, eso sí de buena manera, y explicó que no podía hablar de ese ni de otros temas, hasta recibir las instrucciones o autorizaciones del caso, algo que sucedió horas después.
Muy curioso el tema de la espera de autorizaciones porque, casualmente, lo que sucedió con Transporte Diadema debía ser explicado por su área.

El único culpable

Las relaciones entre el gobernador Mario Das Neves y el intendente Carlos Linares parecen no encarrilarse. Es más, todo indica que este 2017, con intereses electorales justamente cruzados, se acrecentará.
Prueba de ello fue lo que sucedió en la semana que pasó cuando, apenas reasumido, el gobernador salió al ruedo con una dura contestación a Linares por unas declaraciones que había hecho a medios de la cordillera sobre la situación económica de la provincia.
El titular del Ejecutivo provincial calificó al intendente de "mentiroso" y así advirtió que "la situación de la provincia no es la mejor por cómo la dejaron ellos. Nosotros estamos teniendo superávit", sostuvo en respuesta a lo dicho por Linares, quien había alertado, sobre cómo estaba la provincia económicamente y la necesidad que tuvo la gestión de acceder a un endeudamiento.
"Hay una permanente actitud de atacarme, cuestionarme y agraviarme y yo solo estoy diciendo lo que veo. Nunca dije que la situación económica es culpa de esta gestión. Me hablan de Buzzi, y parece que no tienen memoria porque Buzzi fue intendente y gobernador a instancias de Mario Das Neves", remató el intendente revolviendo una herida que sabe aún duele en Fontana 50.
No hay caso. Cuando se trata de echar culpas, siempre aparece Buzzi en el medio.

Los consejos a Carlitos

La diputada nacional Ana Llanos, que intentó ser congresal del PJ Chubut por la lista asociada con la Celeste y Blanca -que no fue reconocida por errores en la presentación que incluyeron faltas de avales-, también sumó su voz contra el intendente Carlos Linares.
"Carlitos debe caminar, en lugar de correr", advirtió en forma de consejo, para luego ahondar en sus diferencias con Linares y su "delegado en el PJ, Ricardo Mutio". De inmediato, la legisladora dijo: "ellos no tendrán una mirada peronista como la de Ana Llanos".
En el mismo tono, Llanos adelantó que conducirá un peronismo disidente. Lo curioso de las declaraciones no es que la diputada hable de sí misma en tercera persona, algo en lo que incurre desde hace tiempo, sino que las mismas fueron distribuidas por prensa de Provincia.

También la ligó el "Colo"

El gobernador no solo cuestionó a Linares, sino también, aunque sin mencionarlo, descargó munición gruesa sobre el intendente de Río Senguer, Miguel Angel López.
"Las obras que se hacen desde el Gobierno provincial tienen que ver con las gestiones y la preocupación de cada intendente. No es el caso de un intendente que me enteré que dijo que venía a Rawson sólo cuando había que buscar plata y si no que vaya cualquiera", sostuvo en clara referencia a otros funcionarios municipales.
Das Neves fue un poco más específico cuando señaló que estaba hablando de "un intendente del sudoeste, medio colorado él". En el mundillo político se sabe de quién se habla cuando se dice "el Colo".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico