En un año, el municipio recaudó 16.000.000 de pesos en multas por las alcoholemias positivas

El Tribunal Administrativo de Faltas Municipal contabilizó más de 600 multas por alcoholemias positivas durante el año pasado. Las mismas tuvieron sanciones económicas por un total de 16.000.000 de pesos; sin embargo, por una ordenanza de marzo de 2015, ninguna incluyó trabajo comunitario o asistencia a alcohólicos anónimos, acciones que permitan tener conciencia sobre el peligro que significa conducir en estado de ebriedad.

En la madrugada del miércoles 21 de enero de 2015, Sergio Orlando Faundez (26), un conocido canillita de la zona céntrica de la ciudad, fue atropellado mientras circulaba en su motocicleta Honda de 125 cc por una Fiat Strada (KER 379) conducida por Brian Alexis Smith (33), quien iba en estado de ebriedad.
Su caso se convirtió quizás en el símbolo de lo que puede suceder cuando se maneja con alcohol en sangre. Sin embargo, no fue suficiente para generar la conciencia necesaria que permita evitar este tipo de actos que convierten al vehículo en un arma.
Según pudo relevar El Patagónico, solo durante el año pasado se registraron en Comodoro Rivadavia más de 600 alcoholemias positivas. Así lo indican los datos aportados por los tres juzgados de Faltas que dependen del Tribunal Administrativo de Faltas Municipal.
Y, según se pudo confirmar, hoy la sanción para quienes cometen esta imprudencia, que en algunos casos termina en delito, es solo económica y no se ejecuta otro tipo de medida que permita colaborar con la tarea preventiva y avanzar en la concientización de quienes conducen.
La razón del impedimento es la implementación de la ordenanza 5830/15 del 26 de marzo de 2015. La misma modificó el artículo 15 de la ordenanza original de 2012 y estipuló que las multas realizadas a conductores extinguen cuando se produce el pago voluntario del 50% del mínimo correspondiente de la infracción, o el pago voluntario del máximo, excluyendo de esta posibilidad a quienes conducen en estado de ebriedad y consumen bebidas alcohólicas en los vehículos.
La ordenanza aclara que en este caso deberán abonar el máximo -algo lógico ya que se busca una sanción ejemplificadora- y que no podrán tampoco cumplir con trabajos comunitarios. De esta forma, la sanción es severa, pero sólo desde el punto de vista económico con multas que en 2015 ascendieron a los $30.000, y que en 2016 alcanza los $40.000; y $75.000 y 100.000, en caso de ser reincidente.
A esto debe sumarse el valor de acarreo al corralón y la estadía en el mismo. Sin embargo, no tiene en cuenta sanciones que permitan dar cuenta del peligro que significa conducir en estado de ebriedad.
Esto es rechazado dentro del Tribunal de Faltas, confesaron desde algunos juzgados que prefirieron no ser identificados. Es que entienden que la medida sólo permite recaudar, actuando en su caso como ente de fiscalización, pero no da la posibilidad de dictar una medida que permita concientizar como podría suceder con el trabajo comunitario y la asistencia a alcohólicos anónimos, medidas que antes sí se impulsaban. Mientras que en la actualidad, sólo en algunos casos se ha inhabilitado al conductor en casos de reincidencia.

¿Qué deberían hacer los infrac...

INGRESOS MILLONARIOS
Como consecuencia, según el relevamiento realizado, solo en 2015 se recaudaron cerca de 16.000.000 de pesos en multas por alcoholemia, siendo el mayor porcentaje en números de los 28.115.671 que recaudaron los juzgados en materia de Tránsito, Comercio, Abasto, Bromatología y Veterinaria, Servicios Públicos, Parques y Paseo durante todo el año.
Cabe aclarar que también un importante número de actas fue destinado a Cobros Judiciales y otros correspondes a Deuda Documentada, es decir infractores a quienes se les financió la sanción económica y no cumplieron con el régimen por lo que serán intimados por el municipio.
Para tener magnitud de su importancia basta saber los números del Juzgado de Faltas 1, que dirige el juez Daniel Escolar, quien en 2015 según confirmó envió 325 expedientes a cobros judiciales con 3.000.000 de pesos de deuda de diferentes áreas.
Mientras que el Juzgado 3, que encabeza Daniel Simunovic, remitió 25 expedientes.
Por el momento, resta saber cómo actuará esta nueva gestión de gobierno en cuento a las sanciones, teniendo en cuenta que hubo cambios en la subsecretaría de Control Operativo y su titular, Mariano Lamberti, señaló la necesidad de implementar un mayor control en las calles para poder disminuir las infracciones y la cantidad de accidentes (ver recuadro).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico