En un año el Servicio de Protección de Derechos pasó de 10 a 2 profesionales

El Servicio de Protección de Derechos hoy prácticamente está sin funcionar luego del abandono que sufrió en el último año y medio, denunciaron los pocos profesionales y operadores que allí quedan. De esta forma, toda la ciudad se halla prácticamente sin contención.

El año pasado, cuando iniciaron un reclamo muy similar al de ayer frente al edificio que el Servicio de Protección de Derechos tiene en Alem al 200, eran 10 los profesionales de esa dependencia que protestaban por mejoras en las condiciones laborales, salariales y del sistema que permitirían realizar el trabajo de contención como corresponde.
Sin embargo, a un año la situación es completamente diferente y de los 10 profesionales que en ese momento tenía el servicio hoy quedan solo dos. Así lo confirmó el delegado Daniel Casas.
Según explicó el vocero, solo un abogado y un trabajador social trabajan hoy en Comodoro para atender todas las situaciones que aparecen vinculadas con la vulneración de los derechos del niño, el adolescente y la familia.
“Cuando empezó el servicio había cerca de 32 profesionales. Incluía psicólogos, abogados, trabajadores sociales, etcétera, y ahora somos solo dos. Se cansan y esto afecta el funcionamiento del servicio porque básicamente el mismo se divide por equipos que intervienen en una zona de la ciudad”, explicó Casas.
"El año pasado renunció todo el equipo de zona norte y como seguían llegando situaciones los equipos seguían trabajando con lo que ya había. Entonces se armó una lista de espera. Hoy es diferente; ya no se trabaja con lo que se venía interviniendo y tampoco con la lista de espera", detalló, confirmando que calculan que hay más de 600 problemáticas de personas en lista de espera.

UN TRABAJO CONJUNTO
La situación del Servicio es por ello precaria, sin profesionales en los equipos de zona norte y Stella Maris, luego de que renunciara en la última semana la única profesional que quedaba.
Por esta razón, ayer decidieron iniciar una retención de servicios, luego de que se venciera el plazo que tenían el Municipio y Provincia para cumplir con una serie de puntos estipulados, entre ellos la recategorización de los profesionales, un aumento de sueldo y la incorporación de nuevos profesionales que se tendría que haber realizado a principios de abril.
Ante esta situación los operadores del servicio de solidarizaron con los profesionales y solicitaron un cuarto intermedio a la negociación paralela que realizan con el Gobierno provincial, en la cual recibieron una propuesta de palabra que incluía el amparo de los trabajadores en la Ley de Familia. Esto permitiría modificar el régimen de horario y salarial, confirmó Carmen Mesa, quien dijo que pospondrán la negociación hasta que haya una solución.
Es que tal como dice Casas, "el trabajo solo se puede realizar en conjunto", ya que "depende de mucha gente. Realmente es una sensación de frustración muy grande porque se está interviniendo en una situación y se sabe que no se cuenta con el recurso humano para intervenir como corresponde. Entonces hay un caso de abuso y lo podes asesorar legalmente, pero no contener. Y se está convirtiendo en una farsa, en una 'fantochada'. El gobierno hace como que le interesan las políticas públicas pero es inimaginable que una ciudad de 300 mil habitantes tenga un servicio con dos personas”, denunció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico