"En un par de semanas podremos clausurar el basural", aseguró González

Así lo confirmó el subsecretario de Medio Ambiente, Daniel González, a El Patagónico tras la finalización de las últimas pruebas en la Planta de Tratamientos de Residuos Urbanos.

La puesta en marcha al 100 % de la Planta de de tratamiento de residuos sólidos y urbanos de Comodoro Rivadavia, además de plantear un nuevo mecanismo para la disposición final de los residuos, permitirá avanzar definitivamente con el cierre del basural a cielo abierto de la ciudad.

El subsecretario de Medio Ambiente de Comodoro Rivadavia, Daniel González, informó a El Patagónico que tras la finalización de las últimas pruebas realizadas a la planta, "cada vez estamos más cerca de cumplir con el viejo reclamo de la ciudadanía de no tener más un basural a cielo abierto", lo que implica la contaminación y la presencia de humo constante por la quema de los desechos.

Con el objetivo de avanzar rápidamente en ello, esta semana se comenzó con el movimiento de suelo donde se dispondrán finalmente - bajo tierra - los restos del material de rechazo que produzca la planta. "Si bien la planta ya funcionaba, no teníamos dónde colocar los restos de residuo", resaltó el funcionario a este medio, quien indicó que se optó en este sistema que evitará la presencia de gaviotas o ratas.

Si bien no estipuló una fecha exacta, dijo que se espera que los trabajos finalicen antes de fin de mes y a partir de ahí, "podríamos estar empezando a arrancar al 50 por ciento y en un par de semanas ya estaremos al 100 por ciento y podremos clausurar el basural", confirmó tras recordar que en este terreno también habrá una escombrera.

LA PLANTA MAS GRANDE DE TODA LA ARGENTINA

Durante la visita que realizó el director nacional de Obras de la Secretaría de Obras Públicas del Ministerio del Interior, Guillermo Coll, durante marzo, destacó que por el tamaño de la planta y la tecnología que se utiliza, superará a las que actualmente funcionan Maipú, Mendoza; y a las del Gran Buenos Aires, Capital y Ezeiza, donde quizás esté la de mayor similitud con la construida en estas latitudes.

La planta de tratamiento de residuos está construida en un predio de 20 hectáreas, donde ocupa alrededor de 5 y cuenta con su propia procesadora de líquidos, tanto cloacales como de los que origina el lavado de las instalaciones, trabajo que debe realizarse una vez por día.

La planta cuenta con un área de control de ingresos y peso de residuos; otra administrativa que incluye recepción y sala de capacitaciones; área de sanitarios y comedor de los operarios; y por supuesto el área de tratamiento de los residuos.

Allí se encuentra la grúa que deposita los desechos en las dos tolvas que alimentan las 12 cintas de trabajo para su selección. En ellas los operarios seleccionan los residuos en vidrios, cartones, plásticos, orgánicos y de disposición final, que en este caso pasan a una gran prensa que los compacta para posteriormente embolsarse y quedar listos para ser trasladados al predio de disposición final, el cual se encuentra en etapa de preparación.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico