En un tiroteo contra los Nieves asesinan a una vecina que amamantaba a su bebé

Anahí Tamara Copa se convirtió en la primera mujer víctima de asesinato este año en Comodoro Rivadavia. La joven estaba amamantando a su bebé, ayer a la 1:40, cuando fue alcanzada por una de las balas que estaba dirigida a la vivienda vecina de la familia Nieves en el barrio Quirno Costa. Hay dos sospechosos detenidos. La semana pasada ya se había salvado de manera fortuita la conductora de un automóvil al quedar en medio del fuego cruzado.

Se temía que una víctima inocente pudiera sufrir las peores consecuencias en la escalada de violencia que empezó a recrudecer en las últimas semanas y que tuvo como protagonistas a las facciones de la familia Nieves y de Ricardo "Richi" Alvarado.
En los últimos días fueron numerosas las señales sobre un desenlace de estas características. No se trató de un incidente aislado y sorpresivo, imposible de prevenir o que se justifique con la incógnita que pareciera tan difícil de resolver: ¿Dónde esconderán las armas que no pudieron ser halladas en múltiples allanamientos realizados la semana pasada a ambos grupos sospechosos?
A la 1:40 de ayer, mientras amamantaba a uno de sus dos nenes, Anahí Tamara Copa, de 22 años, fue alcanzada por una de las tres balas que atravesaron su frágil casita de chapas, ubicada detrás de las viviendas de ladrillos huecos que a lo largo de toda una cuadra tiene la familia Nieves, en inmediaciones de Andrés Minoli y Monseñor Angelelli, frente al predio donde se levantará el Centro de Día del Quirno Costa.
Al momento de la tragedia, la víctima -que había llegado hace siete años desde Jujuy- también estaba con su pareja. El proyectil le ingresó por la espalda y daño órganos vitales que provocaron su muerte en pocos minutos. El bebé de siete meses que tenía en sus brazos fue rozado en una de sus manos por el mismo proyectil que le generó una lesión leve.
El fatídico dato retumbó en las guardias de las comisarías de la zona, en especial de la Seccional Cuarta que tiene jurisdicción allí y por la Fiscalía comenzó las actuaciones la fiscal general Cecilia Codina, quien contó con la asistencia de la funcionaria Verona Dagotto y desde las 8 se sumó la funcionaria Fabiola López.
En el lugar también prestó colaboración personal de la Seccional Sexta, quienes estuvieron de consigna durante la mañana a la espera de las órdenes que se tramitaban desde la Fiscalía y que debían contar con la firma de la juez penal de turno, Raquel Tassello. Se buscaba dar una rápida respuesta en procura del establecer la autoría.

HOMICIDIO ANUNCIADO
El viernes 27 de noviembre en horas de la mañana, Ricardo "Richi" Alvarado sufrió el incendio intencional de dos camiones cisterna que tenía estacionados en Kennedy y Rivadavia. Por ese incidente fue demorado un menor de edad.
Horas después, sobre el mediodía, se produjo un tiroteo desde un automóvil frente a la casa de los Nieves en la zona de La Saladita y fue herido un hombre de apellido Macías que no quiso hacer la denuncia.
Ese mismo viernes por la noche -según lo imputó el fiscal Marcelo Crettón en la audiencia de apertura de la investigación-, "Richi" Alvarado baleó a Jorge Nieves (25) cuando cargaba verduras en La Saladita.
En la madrugada del lunes 30 de noviembre, en tanto, Aldo Núñez (37) caminaba por la calle Florencio Sánchez a la altura del 2.900, cerca de la casa de Alvarado, quien según la misma imputación de Crettón salió de una vivienda y lo amenazó con un arma. "¿Te gusta hacer la denuncia a vos?", le habría dicho, efectuándole luego cuatro disparos que lo dejaron en grave estado de salud.
El 1 de diciembre fue detenido Alvarado en su casa de calle Florencio Sánchez, en el barrio Ceferino, luego de siete allanamientos simultáneos en su búsqueda, y el juez Alejandro Soñis le dictó tres meses de prisión preventiva.
Al día siguiente, a las 16, se produjo otro enfrentamiento a balazos en plena calle. Desde un auto que fue identificado por la policía como presuntamente perteneciente a la familia Nieves, se efectuaron disparos contra otro que estaba estacionado en un comercio ubicado en el cruce de las avenidas 10 de Noviembre y Estados Unidos.
Una de esas balas hizo estallar dos vidrios del auto que manejaba una mujer de 29 años que pasaba por el lugar y que por fortuna no le dio en la cabeza. La policía científica levantó cartuchos calibre 40 en la zona y se informó que los jefes de las cuatro seccionales de la zona -Cuarta, Quinta, Sexta y Séptima- se habían reunido en la Unidad Regional para diagramar operativos preventivos.
Los resultados están a la vista. Una inocente mujer es la decimotercera víctima de homicidio en lo que va de este año en Comodoro Rivadavia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico