Encontraron asfixiada y con más de 20 heridas a una joven desaparecida en Junín

Respecto al móvil del crimen, para los investigadores el homicidio no tuvo una motivación de robo, a pesar de que quien lo cometió se llevó distintos objetos de la víctima que aún no fueron hallados, entre ellos el celular y la moto con la que la chica partió de su casa.

Una joven que estaba desaparecida desde el domingo a la noche fue hallada asesinada, con signos de haber sido asfixiada, abusada sexualmente y con al menos 20 cortes en su cuerpo, en un basural de la ciudad de Junín, informaron ayer fuentes policiales y judiciales.
En tanto, un albañil de 62 años y un plomero de 40, ambos de nacionalidad paraguaya, fueron aprehendidos mientras trabajaban en una obra y serán indagados en las próximas horas por el fiscal Sergio Terrón como sospechosos del crimen.
La víctima fue identificada como Ludmila Bazán (23), cuyo cadáver se encontró ayer en un basural ubicado próximo a la ruta provincial 188, detrás del Parque Industrial, en un camino vecinal que une la ciudad de Junín con la localidad de Agustín Roca.
Fuentes judiciales confirmaron a Télam que todo comenzó la noche del domingo último, cuando la joven se retiró de su casa en un ciclomotor de su propiedad y le dijo a su madre que tenía previsto encontrarse con un hombre, aunque no dio más datos.
Al día siguiente, al ver que su hija no había regresado, la mujer se dirigió a la comisaría 2da. de Junín a radicar la denuncia por averiguación de paradero, por lo que comenzó a intervenir la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Junín, a cargo del fiscal Terrón, quien ordenó distintas diligencias.
Finalmente, el cadáver de la joven fue hallado el lunes por la tarde por un hombre que caminaba por el lugar junto a sus perros, dijeron las fuentes policiales.
La chica estaba con sus pantalones bajos y su remera levantada, lo que hizo suponer a los policías que llegaron al lugar que se había tratado de un hecho de abuso.
La autopsia determinó luego que la joven había mantenido relaciones sexuales y todo hace presumir que no fueron consentidas, aunque eso podrá determinarse con los estudios complementarios.
Además, según las fuentes judiciales, existen varias causas por las que se produjo el paro cardiorespiratorio que terminó con la vida de la joven: por un lado existe un mecanismo de asfixia, pero también presenta al menos 20 heridas cortantes en distintas partes del cuerpo, entre ellas en la cara y la cabeza.
Respecto al móvil del crimen, para los investigadores el homicidio no tuvo una motivación de robo, a pesar de que quien lo cometió se llevó distintos objetos de la víctima que aún no fueron hallados, entre ellos el celular y la moto con la que la chica partió de su casa.
"Por la violencia que hubo, es prácticamente imposible que se haya tratado de un homicidio en ocasión de robo. No es la hipótesis que manejamos. Todo apunta a un problema de pareja o un homicida que abusó de la chica y la asesinó porque podía reconocerlo", dijo un pesquisa con acceso al expediente.
Con todos los datos obtenidos, el fiscal Terrón dispuso ayer la aprehensión de los dos obreros, quienes al momento de la detención estaban trabajando en una obra en la calle Caseros, de Junín, concluyeron los voceros.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico