Encontraron a un hombre momificado en un barco

Pescadores hallaron el velero a pocos metros de la costa. Y dicidieron investigar.

Chistopher Rivas, un pescador de 23 años, de Mindanao salió a pescar como cualquier otro día. Era un jueves de fines de febrero. Llegó la tarde y se hizo la hora de volver a casa. Y entonces todo cambió. A la distancia vio un barco blanco a la deriva. Tenía las velas rotas. Y su estado era deplorable. Se mantenía difícilmente a flote y estaba a unos 60 kilómetros de distancia de la costa.

Rivas y un amigo decidieron investigar. Rivas fue el primero en asomarse a la cabina. Y ahí lo vio. Había un hombre muerto, sentado en la mesa de navegación. No lo sabían. Pero acababan de hallar al velero "Sayo" y a su capitán, un navegante alemán de 59 años, identificado como Manfred Fritz Bajorat, totalmente momificado.

momificado 2.jpg

A juzgar por la posición del cuerpo, sentado delante del aparato de radio, Bajorat habría fallecido intentando hacer una última llamada de emergencia.

Pero lo más sorprendente del triste hallazgo fue el estado del cadáver, que quedó momificado debido a los vientos secos, cálidos y salados del océano. Según un comunicado de la Policía local de Barobo, aún no se ha podido determinar cuándo falleció el alemán.

Rivas y su amigo decidieron remolcar el barco hacia la costa y avisaron a la policía. El viernes 26 de febrero, el Sayo y su capitán momificado llegaban a Barobo, donde las autoridades se hicieron cargo del caso. Y subieron la noticia a su página en Facebook.

Embed

FOUND DEAD PERSON-About 4:00 in the afternoon of February 26, 2016, personnel of Barobo PS received information from...

Posted by Barobo Police Station on viernes, 26 de febrero de 2016

Dentro de la cabina, gran parte de la cual estaba sumergida, se encontraron álbumes de fotos que aparentemente muestran a la mujer, familia y amigos del navegante. La prensa alemana ha revelado queManfred Fritz Bajorat vivía solo desde el año 2010, cuando falleció su ex esposa, de la que se divorció en 2008, y que no se tenían noticias de él desde hacía aproximadamente un año.

Según publica el diaro The Guardian, Bajorat había estado navegando alrededor del mundo en su velero, durante los últimos 20 años. Los informes indican que no se lo había visto desde 2009. Pero un amigo dijo a los medios que habían sabido de él por Facebook en 2015.

La policía no halló signos de violencia en el cuerpo, pero tampoco determinaron la causa de su muerte.

Su billetera no estaba a bordo, pero instrumental costoso de navegación como el GPS y la radio seguían en el barco.

"La forma en que estaba sentado indica que su muerte fue inesperada, tal vez debido a un ataque cardíaco", dijo una fuente al Guardian.

Ahora los investigadores intentan comunicarse con sus amigos para reconstruir los últimos días del capitán.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico