Encuentran excremento de ratas en el pan para rallar de "La Fueguina"

A través de denuncias al 0-800, el municipio clausuró una panadería de la avenida Chile por presencia de roedores y excremento en el lugar de elaboración de los productos. Mientras, una parrilla del barrio Palazzo fue cerrada por falta de higiene y habilitación comercial.

La Subsecretaría de Fiscalización de la Municipalidad, a través de denuncias al 0-800, constató anomalías y clausuró dos comercios, uno en la zona sur de Comodoro Rivadavia y otro en la zona norte, por graves irregularidades en cuestiones sanitarias y edilicias.
Según informaron desde la comuna, la primera clausura se llevó a cabo en la panadería "La Fueguina" de avenida Chile al 1.500 por presencia de roedores, mientras que la restante se produjo en la parrilla "Rincón Criollo" de Próspero Palazzo, por falta de higiene y habilitación comercial.
Al respecto, el responsable de la cartera de Fiscalización, Daniel Campillay, precisó: "los controles se hicieron en el día de ayer -sábado-, en horas de la tarde, en respuesta a una denuncia de vecinos que se comunicaron a las líneas gratuitas del 0800 que ofrece la Municipalidad".
"Procedimos a la inspección, en primer lugar, en una panadería ubicada en avenida Chile, donde se constató una excesiva cantidad de roedores y excremento de los mismos. Registramos que el edificio de la panadería tenía una apertura en las paredes hacia el exterior, además de falta de higiene en la sala de elaboración de los productos y en los utensilios que utilizan a diario. También tenían productos vencidos, constatamos presencia de hongos en los ingredientes y el pan seco para rallar con excremento de roedores", puntualizó.

SIN HIGIENE
En torno a la inspección simultánea que realizó el área en una parrilla ubicada en el barrio Próspero Palazzo, el subsecretario indicó: "el comercio está ubicado sobre la avenida Juan José Paso al 800 y el operativo fue también gracias a un llamado de un vecino al 0800".
"En este lugar detectamos falta de higiene en la sala de elaboración, óxido en los freezer y falta del trámite de renovación de la habilitación comercial. La parrilla sufrió un incendio hace poco tiempo, pero los propietarios no realizaron las reparaciones correspondientes en materia de seguridad", subrayó.
Los dos comercios fueron clausurados y quedaron a disposición del Juzgado de Faltas N° 1, donde determinarán cuándo serán las aperturas y los plazos para las desinfecciones necesarias.
Campillay agradeció el acompañamiento de la comunidad ante las denuncias que puede realizar el contribuyente al número gratuito de la Municipalidad: 0800-333-0706. "La clausura es la última opción que toma el municipio ante el requerimiento del vecino, salvo que las condiciones sanitarias o administrativas lo ameriten", aseguró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico