Energía eléctrica: delicado equilibrio entre planificación y financiamiento

El panorama eléctrico para Comodoro Rivadavia durante el inverno 2016, una temporada clave en la Patagonia en materia de abastecimiento energético, es optimista para la SCPL como prestataria del servicio. Es que la resolución de los principales puntos del sistema dependen de obras como la Estación Abásolo que está próxima a inaugurarse y la Estación Transformadora Ciudadela, en ejecución. Aunque si bien esta última se habilitará en 2017, la Cooperativa ya ejecutó una línea para resolver la coyuntura hasta ese momento, con lo que sostiene la demanda de la zona norte. Rada Tilly aparece como el punto débil del sistema, con sus estaciones transformadoras y líneas licitadas, pero sin inicio de obra, por lo que por estos días se buscan alternativas para moderar los efectos de los consumos de invierno.

El sistema eléctrico comodorense encierra una paradoja en sí mismo. Es la ciudad más populosa desde Bahía Blanca hacia el sur y el motor económico de la región, pero para acceder a la energía tiene que ir a buscarla hasta Pico Truncado, en función de cómo fue planificada la llegada de la línea de 500 a la Patagonia: la expectativa era que se habilitara un nodo en Pampa del Castillo, a 20 kilómetros de la ciudad, pero todo el cambio de sistema eléctrico derivó en que esa línea del interconectado siguiera de largo hasta la mencionada ciudad santacruceña. La premisa entonces de la que parte el futuro de Comodoro en materia energética en las próximas 3 décadas es que resulta indispensable hacer una doble terna desde Truncado hasta la zona.
Ya en menor escala a nivel presupuestario aunque no en incidencia para la población, dado que se trata de un servicio básico, hablar de las obras que Comodoro y su zona de influencia requieren para contar con un sistema eléctrico confiable, que garantice el crecimiento ordenando y la generación e instalación de industria, implica de acuerdo a la SCPL un planteo conceptual, según Fernando Lebrun, gerente comercial de la prestadora del servicio.
Este eje responde a la posición o rol de la cooperativa y a quien corresponde la ejecución de obras un marco en el que expuso que "Durante mucho tiempo, la SCPL fue supletoria del estado, nosotros hacíamos todo, esta cooperativa en particular: la estación de Máximo Abasolo que hoy está casi terminada y por habilitarse la encaró la cooperativa sola. Lo que pasa es que en este siglo cambio ese esquema, y las grandes obras se las dejó el estado en todos sus estamentos, porque las cooperativas somos complementarias: nosotros a nuestros socios les cobramos una tarifa por operar y mantener los servicios, durante mucho tiempo sumamos la infraestructura que había dejado agua y energía, líneas preparadas para 40 o 50 años, y cuando eso se empezó a agotar, y sobre todo en Comodoro - que explotó en 5 años -, ¿quién hace la expansión, la grande?".
El gerente planteo que las obras de distribución capital, las de 13,2 de baja tensión están hechas, pero lo que falta en Comodoro son las grandes líneas y las Estaciones Transformadoras, como Rada Tilly y Ciudadela, y estas corresponden al Estado.
"También es cierto que hay una discusión que nunca se terminó de dar: la E. T de Rada Tilly cuesta 50 millones de pesos. Si se cuentan los 4.000 usuarios significan 12.000 pesos por cada uno. Si lo prorrateáramos, seguramente todos pagarían 1000 pesos por mes y en un año la E.T esta lista, pero esa no es la solución, nunca la planteamos de esa manera, siempre se dijo esta obra tiene que ver con un esquema de distribución en niveles a los que las cooperativas no llegan, esas obras en realidad son obras que tiene que hacer el estado" planteó.
Más allá de la discusión del financiamiento lo concreto es que Comodoro ya conoce las consecuencias de la falta de obras. A la inversa que en la mayoría de las provincias argentinas, la crisis en materia energética en la ciudad se hace sentir en el invierno, cuando el mayor consumo de luz y energía para calefaccionar, sumado al deterioro de algunas instalaciones, se convierten en sobrecarga que determinan cortes o salidas de sistema. No obstante, la prestadora del servicio ha elevado diferentes proyectos -algunos de larga data – para ir adaptando el sistema a las nuevas demandas y prever el desarrollo, los referentes en materia eléctrica y comercial de la cooperativa se mostraron optimistas en cuanto a la confiabildad del servicio para el inverno 2016, a excepción de Rada Tilly.

RADA TILLY ES EL PUNTO DEBIL

Fernando Lebrun, gerente comercial de la SCPL y Héctor Masa, jefe del departamento eléctrico explicaron que hay obras que se licitaron en 2015 que todavía no comenzaron a hacerse, como la línea y Estación Transformadora de Rada Tilly, una ciudad que anticiparon sufrirá este año de modo agravado lo vivido el inverno 2015. Ambos recordaron que en ese momento se registraron extensas salidas de sistema y cortes programados que confluyeron en la licitación de las obras mencionadas, en septiembre de ese año -por las que la SCPL había iniciado gestiones en 2007 -.
"Se consiguió llegar a la licitación pero la obra no empezó, y está atada a los fondos de convergencia. La situación del año pasado ahora mejora en Comodoro con la habilitación de la Estación Abasolo porque eso hace que el cable se acorte en su longitud, pero el cuello de botella que es la línea que sale de parque industrial a Rada Tilly sigue sin solución, igual que la ET" señalaron, para recordar que se habían instalado generadores para prevenir el déficit de energía que iba a haber cuando Energía del Sur saliera del sistema por mantenimiento -desde el 23 de noviembre al 26 de diciembre - y que si bien esos equipos permanecen en la ciudad, no dependen de la SCPL que no interviene en el sistema de generación, aunque "de cualquier manera nosotros vamos a gestionar para que esos grupos se queden, sería la solución para pasar el invierno", dado que alivian el 30% de la carga de la línea, con lo que se evitan los cortes.
Es que si bien plantearon que Parque y Barrio Industrial no será un problema al tener cobertura luego de que el año pasado se instalara un trasformador más grande, que da confiabilidad al sector al menos por los próximos 2 o 3 años, subrayaron que "la línea que abastece a Rada Tilly es la parte más débil de nuestro sistema".

COMODORO, CONFIABLE

Como contrapartida, la provisión del servicio para Comodoro aparece confiable de cara al inverno, basados en el hecho que en zona norte avanza a buen ritmo la ET Ciudadela. "Teníamos un grave problema en la zona de los kilómetros, la ampliación del 14, el 17 que provoco sobrecarga en las líneas existentes que alimentaban el 8, Palazzo. A todo le dimos energía de esas viejas líneas, y aunque la ET probablemente no estará habilitada todavía para el invierno, hemos podido hacer mejoras para pasarlo" expuso Masa.
Otro avance significativo está dado por la Estación Máximo Abasolo, que se estima estará habilitada entre marzo y abril próximo. "Con eso le damos confiabilidad al sistema, hay que hacer dos líneas para poder sacar la energía de ahí, necesitamos las redes vinculen al sistema actual y ya fueron elevadas como prioritarias a la Federación de Cooperativas" indicó, especificando que una de ellas debe ir a la ET Stella Maris, ubicada en inmediaciones del Shopping y el estadio Centenario, que permitirá continuar con las obras y todos los pedidos de factibilidad que hay en la zona portuaria y centro de la ciudad. La otra proyección es una línea de la ET Abasolo a la ciudad judicial, aunque depende del avance de obra de esta última.
Además de la situación descripta en materia de trasformación con las tres Estaciones mencionadas, el sistema local también requiere aun de millonarias inversiones para líneas de distribución internas, una planificación en la que en función de los largos plazos de ejecución y soluciones implícitas, la SCPL a cargo de los proyectos, ha planteado como Prioritarias o Estratégicas, según esos criterios. (Ver artículo relacionado)
Gran parte de ellas aspiran al financiamiento nacional proveniente de programa de convergencia de tarifas, que incluyó un plan de inversiones con el objetivo de levantar puntos de saturación de abastecimiento en la distribución, disminuir pérdidas en este sector y mejorar y garantizar la prestación del servicio público de energía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico