Enterrado a cien kilómetros

La pista que daba cuenta dónde estaba el cuerpo fue recibida el 19 de noviembre de 2012. Aunque no se daban precisiones del lugar, entregaba un dato muy importante: que el cuerpo estaba a unos 100 kilómetros de Comodoro Rivadavia.
Según informaron las fuentes consultadas, un oficial inspector dijo que por la noche recibió un llamado de un oficial principal de Policía de Investigaciones de Río Cuarto, Córdoba.
El investigador llamó consultando si ellos en la Brigada tenían una persona desaparecida. Había tomado conocimiento por intermedio de alguien que no quiso identificarse, de que una mujer llamada Rocío Barrionuevo había comentado que su marido había matado a una persona en Comodoro Rivadavia que y lo habían enterrado a 100 kilómetros de esta ciudad.

Fuente:


Las Más Leídas del Patagónico